Atic captura a empresario hotelero por asesinato de dos hermanos en San Pedro Sula

El sospechoso iba en su vehículo cuando los agentes lo interceptaron y detuvieron con una orden de captura.

A Juan Jiménez lo capturaron ayer.
A Juan Jiménez lo capturaron ayer.

SAN PEDRO SULA.

Un empresario hotelero y excandidato a designado presidencial por el Partido Alianza Patriótica fue capturado ayer como supuesto autor intelectual del asesinato y tentativa de asesinato de dos hermanos propietarios de hoteles en San Pedro Sula.

Elementos de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) ejecutaron la captura del empresario Juan Jiménez Castro cuando se conducía en su vehículo por la 13 calle, 3 avenida, del barrio Paz Barahona.

rr crimen(800x600)
El crimen ocurrió en la Circunvalación en diciembre de 2019.

A Castro Jiménez, la Atic lo apresó por tener una orden de captura del Juzgado de lo Penal por el asesinato del empresario Arquímides Guzmán Benett y por asesinato en su grado de ejecución de tentativa en perjuicio de Óscar Orlando Guzmán Benett.

En el expediente judicial del caso se señala que el empresario Juan Jiménez Castro rentó el vehículo que dos sicarios utilizaron para asesinar a los hermanos Guzmán Benett el 23 de diciembre de 2019 en horas de la mañana en el barrio Río de Piedras.

Juan Jiménez Castro enfrentará hoy la audiencia de imputado ante un juez. Las autoridades de la Fiscalía solicitarán que sea enviado a prisión.

Los hermanos recién habían salido de supervisar un hostal que tenían en Río de Piedras, y tras recorrer unas cuadras y llegar a la avenida Circunvalación fueron atacados por dos sicarios que se conducían en un turismo.

Tras el ataque, la Policía inició la búsqueda del vehículo sospechoso y con el seguimiento de las cámaras de vigilancia del 911 lo ubicaron en la 13 calle, 3 avenida suroeste, donde capturaron al primer sospechoso, de nombre José Norman Rápalo Ramírez, quien se identificó en ese momento con el nombre de José Saúl Mejía Serrano. También decomisaron el carro en el que andaban los sicarios.

La Prensa