Localizan cultivo de hoja de coca en una montaña de Olanchito

La Policía de Honduras capturó a dos hombres durante el operativo.

La Policía capturó a dos hombres para un proceso de investigación.
La Policía capturó a dos hombres para un proceso de investigación.

Tegucigalpa.

La Policía Nacional de Honduras localizó este miércoles una plantación ilegal de hoja de coca y detuvo a dos hombres en una operación en el norte del país, informó una fuente oficial.

La plantación fue hallada durante un operativo de la Unidad regional antidrogas en una zona montañosa del municipio de Olanchito, departamento de Yoro, en el norte de la nación, según un informe de la Policía.

El cultivo ilegal, que será destruido en las próximas horas, estaba en el sector conocido como El Volcán, donde las autoridades detuvieron a dos hombres y siguen la pista de otras personas que estarían involucradas en la plantación de hoja de coca en el país, añadió.

La Policía les incautó además "un medidor de distancia, altura y ubicación", el cual será puesto a disposición de las autoridades mientras continúan las pesquisas.



En la operación participaron además agentes de la Dirección Nacional Policial Antidrogas, de las Fuerzas Especiales y de la de Prevención y Seguridad Comunitaria.

Las fuerzas de seguridad de Honduras desmantelaron el pasado 3 de marzo una plantación ilegal de hoja de coca y un laboratorio supuestamente dedicado a procesar este tipo de drogas, un mes después de desmantelar un laboratorio de la Mara Salvatrucha "MS13".

Honduras es uno de los países utilizados para el paso de la droga que llega de Suramérica con destino a EE.UU, e integra junto a El Salvador y Guatemala el llamado Triángulo Norte centroamericano, una de las zonas más violentas del mundo debido al aumento del narcotráfico y la presencia de aliados de los carteles mexicanos.

En 2014 las autoridades pusieron en marcha en el Caribe de Honduras los escudos aéreo, marítimo y terrestre para reducir el tráfico de drogas procedente de América del Sur.

La medida, según las autoridades, ha reducido drásticamente el paso de drogas por Honduras, donde antes eran frecuentes los aterrizajes de avionetas cargadas con cocaína cuyo destino final eran México y Estados Unidos.

El escudo aéreo fue impuesto por Honduras de manera unilateral, mientras que en el marítimo cuenta con el apoyo de EE.UU. a través de un guardacostas en aguas internacionales colindantes con las del país centroamericano en el Caribe.

La Prensa