Repudian asesinato del dirigente de los taxistas en la capital

El dirigente había denunciado hace 20 días que lo iban a matar mareros de la MS-13.

Amigos y familiares asistieron ayer al velatorio de Rony Figueroa en la capital.
Amigos y familiares asistieron ayer al velatorio de Rony Figueroa en la capital.

TEGUCIGALPA.

Repudio y dolor causó el asesinato del dirigente de taxistas Rony Javier Figueroa García (de 46 años) el jueves.

“Lamentamos la muerte de nuestro compañero Rony Figueroa, estamos de luto; sabemos que la situación de inseguridad en el país es difícil, pero confiamos en Dios que esto algún día pueda mejorar”, dijo Pedro Gómez, presidente de la Asociación Interdepartamental de Puntos de Taxis (Aiterpt).

El clamor por que se haga justicia con este y varios miles más de crímenes que se han dado en los últimos 18 años en Honduras fue unánime en el velatorio de Rony Figueroa.

El líder del gremio de taxistas de la capital era considerado por sus colegas como un hombre trabajador, colaborador con el compañero, siempre pendiente de las vicisitudes de los demás motoristas.

“Para nosotros ha sido difícil, lo sentimos mucho, él nos ayudó a mucha gente, si necesitábamos algo en el punto, él nos daba la ayuda con lo que él podía”, exteriorizó uno de sus compañeros del punto de taxis Los Dolores-Buenos Aires.

Roberto Herrera Cáceres, del Conadeh, contó que “desde 2018 se le acordó como medida de protección asignarle un enlace policial a Rony Figueroa

Jorge Lanza, dirigente del transporte de la capital, lamentó y se mostró indignado “por todo lo que estamos viviendo y lo que están pasando nuestros compañeros”.

Los amigos y compañeros de Figueroa García siguieron llegando a darle el último adiós, con la convicción de seguir adelante con su trabajo, porque no hay otra manera de subsistir, pero sin obviar los graves problemas en seguridad.

Hecho

El jueves, Rony tomó su taxi con varios pasajeros y subió hasta la colonia San José de la Montaña, adonde residía, para reparar uno de los taxis que tenía en mal estado para que lo pudiera conducir uno de los taxistas que trabaja en el punto de Los Dolores, pero que estaba desempleado. Dejó sus pasajeros y se fue para su casa para iniciar los trabajos mecánicos en el taxi. Don Rony tenía puestos varios cartones debajo del vehículo para poder hacer las reparaciones.

A las 6:10 pm, el sonido estridente del motor de una motocicleta se escuchó en el inicio de la angosta callejuela de la colonia San José de la Montaña, adonde está la casa de Rony Figueroa. A pesar de la prohibición de la ley, dos hombres venían en la moto. El sicario que venía de pasajero sacó una pistola y disparó contra Rony Javier. Expiró casi al instante.

Denuncias

A pesar que las denuncias de amenazas de muerte derivadas de la extorsión por parte de una mara que puso Rony Figueroa fueron públicas en varios medios de comunicación, la Fuerza Nacional de Seguridad al Transporte Urbano dijo desconocer el caso.

El director de esta fuerza, comisionado Eduardo Turcios, aseguró que “nosotros como FNSTU no tuvimos contacto con el señor Rony Figueroa, pero sí hemos estado en comunicación con dirigentes actuales (del sector de taxis)”.

“Son los de la MS-13, estamos cansados de tanta extorsión, tenemos diez años de estar pagando, la Policía lo sabe. Sabemos que me van a matar”, declaró Rony Figueroa en varios medios este 7 de febrero.

La Prensa