Ataque a un “toro” de la 18, el detonante de segunda masacre

Fusina busca armamento en la cárcel de El Porvenir, Francisco Morazán, con la que cometieron la matanza Seguridad atribuye a la MS-13 los ataques a las cárceles.

En la morgue capitalina, las escenas de los familiares resultaron desgarradoras. Las autoridades trasladaron los cuerpos desde ayer en la madrugada.
En la morgue capitalina, las escenas de los familiares resultaron desgarradoras. Las autoridades trasladaron los cuerpos desde ayer en la madrugada.

TEGUCIGALPA.

El “blanco”, según fuentes internas del centro penal de El Porvenir sobre la masacre en la que murieron 19 presos, era un “toro” de la pandilla 18 que había sido trasladado del penal de Ilama, Santa Bárbara, al módulo de máxima seguridad La Leonera, este 10 de diciembre. En ese traslado al penal de El Porvenir también llevaron 41 reos de las cárceles de Támara, Choluteca y Tela.

Según las investigaciones, la mara Salvatrucha perpetró la masacre.

El viceministro de Seguridad, Luis Suazo, dijo a agencias de prensa que “tenemos información que la MS está detrás y es la que ha circulado estas órdenes de hacer esos ataques”.

Claves
1-Los familiares demandaron que se investigue cómo es que ingresan las armas, debido a que los agentes penitenciarios no dejan entrar comida cuando van de visita, según dijeron.
2-Fusina tenía preparadas unidades para trasladar las armas que encontrarían en el penal; aunque no fueron presentadas a los medios de comunicación.
3-Pese a la masacre, los reos con el beneficio de la preliberación salieron ayer de la cárcel de El Porvenir en Siria, FM.

Explicó que la intención de los reclusos es llamar la atención de la comunidad internacional y de organismos de derechos humanos para que hagan presión sobre el Gobierno y que retroceda en su decisión de intervenir el sistema carcelario.

La matanza se produjo apenas 48 horas después de la masacre en la cárcel de Tela, Atlántida, en donde la cifra de muertos subió a 19.

Esta vez bastaron 30 minutos para asesinar con salvajismo a los 19 reclusos. La reyerta comenzó con un disparo en el área de visitas del penal, cárcel que está al norte de Tegucigalpa.

En medio de los gritos de terror de las visitas comenzó la matanza de los presos, en su mayoría simpatizantes de la pandilla 18.

A balazos, cuchilladas y machetazos, los asesinos estaban preparados para atacar tomando por sorpresa a las autoridades que desarmadas adentro del penal no les tocó más que ser testigos de los grotescas muertes.

YA ElPorvenir (6)(800x600)

Masacrados

La mayoría de los cuerpos tuvieron que se reconstruidos. Algunos llegaron a la morgue mutilados y con heridas de bala que fueron analizadas en cada una de las autopsias.

Yuri Mora, director de Comunicaciones del Ministerio Público, informó que la mayoría de las víctimas llegaron con heridas de arma blanca y con balazos.

En principio se presume que los atacantes primero apuñalaron en varias partes del cuerpo a sus objetivos y luego les dispararon.

En la escena del crimen, las autoridades encontraron parte de las armas que los presos utilizaron para atacarse entre ellos.

YA ElPorvenir (14)(800x600)

Dolor

Al menos siete equipos del Centro de Medicina Legal y Ciencias Forenses de la capital trabajaron cerca de 24 horas para entregar los cadáveres a los familiares que esperaron horas.

Las madres de familia buscaban el ataúd más barato, pues muchas ni para eso tenían.

Al final de la tarde, la mayoría de los cuerpos fueron entregados y llevados a sus lugares de origen.

11
manzanas de tierra posee el Centro Penitenciario de Siria en el Porvenir, Francisco Morazán, construido en el kilómetro 39

Una de las madres que ahora llora a su hijo es Carmen Suyapa Villalobos, quien relató que fue advertida por su hijo Gerson Leonel Villalobos de no ir a la visita este fin de semana.

“Nosotros tenemos la costumbre de pasar con mi hijo el domingo antes de Navidad, varios familiares vamos a visitarlo. Pero el viernes recibí una llamada de él diciéndome que no fuera a visitarlo este domingo porque las cosas estaban muy feas por allá”, recordó con mucho dolor la madre.

YA ElPorvenir (1).1(800x600)
Autoridades del centro con fiscales del Ministerio Público y militares recorrieron el penal.

Requisas

Ayer las 8:30 am, el portón de acceso al centro penal de El Porvenir estaba cerrado. Dos militares estaban a la orilla de la calle en un precaria caseta de láminas de zinc, desprotegidos, casi a la intemperie.

A lo lejos, desde el interior del penal, se veía un desfile de hombres que caminaban desesperados a la salida, son los reos con el beneficio de la preliberación que tienen permiso de salir del centro para pasar hoy la fiesta de Navidad junto a su familia.

1,613
presos viven en el Centro Penitenciario de Siria en el Porvenir, Francisco Morazán, distribuidos en 20 módulos

Hipótesis de las autoridades apuntan que fue uno de los presos con este beneficio que ingresó el arma que se detonó en el área de visitas.

La relativa calma estaba por fuera, ya que en el interior personal de la Policía, Ministerio Público y militares de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) hacían una exhaustiva revisión en cada uno de los 20 módulos para encontrar el arsenal que tienen escondido los reos.

Catorce de los muertos en el penal

muertoselporvenirhonduras(800x600)
masacrehonduras(800x600)

Investigaciones

Dos equipos especiales trabajan en determinar las causas de las masacres en los centros penitenciarios de Tela y de El Porvenir, Francisco Morazán.

El director de comunicaciones del Ministerio Público explicó que desde que pasó la primera masacre en Tela y ahora la de El Porvenir se conformaron equipos multidisciplinarios.

Estos se encargarán no solo del registro, levantamientos y autopsias de los cuerpos, sino que llevarán a cabo las investigaciones de las muertes.

Dentro de los equipos hay fiscales de la Fiscalía Especial de Delitos Contra la Vida, Fiscalía de Derechos Humanos, agentes de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (Atic) y personal técnico de la Dirección General de Medicina Forense.

Todos buscan esclarecer qué está sucediendo, debido a que en 48 horas dos masacres dejaron 38 muertos.

Pese a que desde la Fusina se aduce que las reyertas se deben a las medidas tomadas en los centros panales, para las agencias de investigación resulta difícil establecer una causa concreta.

Refuerzan seguridad en penales de Atlántida

La Ceiba. Debido a amenazas, la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) reforzó la seguridad en el centro penal de La Ceiba y la granja penal de El Porvenir en Atlántida.Desde horas tempranas de ayer, las calles y avenidas que dan acceso al centro penal en el barrio Inglés, de La Ceiba, fueron cerradas como una medida de prevención.

Se conoció que la medida fue por amenazas de desconocidos de supuestamente lanzar bombas molotov a este recinto, según informes de inteligencia militar. Militares, policías y custodios del Instituto Nacional Penitenciario están a cargo de la seguridad de esta cárcel, que tiene una población superior a los 300 reos.

“Hemos reforzado la seguridad dentro y fuera de los presidios del barrio Inglés y en el de El Porvenir, y también en el de Tela, en Atlántida”, dijo Armando Maradiaga, vocero de Fusina en La Ceiba. “Tenemos presencia militar en los torreones de este penal, así como presencia militar dentro del mismo”, indicó, el vocero. Las visitas de familiares de los reclusos en el centro penal de La Ceiba continúan con normalidad. Unos 150 elementos militares y policiales resguardan la seguridad de las tres cárceles de Atlántida.

LA-CentroPenal-241219 (7)(800x600)
Personal de Fusina ayer en el penal del barrio Inglés.
La Prensa