Más noticias

Gatilleros vestidos de policías matan a tres hombres en Cofradía

La Policía maneja la hipótesis que la causa del hecho es problema de venta de drogas

El triple crimen ocurrió la noche del sábado en la colonia Ojo de Agua, sector Cofradía.
El triple crimen ocurrió la noche del sábado en la colonia Ojo de Agua, sector Cofradía.

San Pedro Sula, Honduras.

Tres hombres fueron acribillados por sujetos vestidos de policías que los interceptaron frente a una pulpería de la colonia Ojo de Agua, sector Cofradía.

El triple crimen fue la noche del sábado cuando al lugar llegó un pick up, color gris, sin placas, de donde se bajaron varios sujetos que usando uniformes y chalecos de la DPI les gritaron a los tres hombres que se arrodillaran, donde aprovecharon para dispararles con fusiles de guerra hasta asesinarlos.

Las víctimas son Héctor Eduardo Hernández (de 25 años), Eduardo Enrique Morel (de 28) y el otro conocido solo por Titi porque su cuerpo fue llevado de la escena por sus familiares.

Pobladores que estaban en la escena manifestaron que los tres occisos eran residentes del sector y fueron atacados cuando estaban sentados en el lugar. Al ver a los supuestos policías no se resistieron porque pensaron que era un operativo de rutina, sin imaginarse que eran matones.

Un pariente de Eduardo Morel relató que el joven se dedicaba a hacer diferentes trabajos de albañilería o electricidad, y que actualmente no tenía un empleo permanente. “Eduardo venía de jugar un partido y se dirigía a una pulpería del lugar a comprar un refresco para cenar con su compañera de hogar cuando fue atacado. No podemos pedir justicia porque estamos convencidos de que en el país no existe”, dijo.

Móvil.

Marlon Miranda, vocero regional de la Policía Nacional, dijo que en la escena solo levantaron dos cadáveres, los que fueron llevados como desconocidos a Medicina Forense porque no portaban documentos.

El subcomisionado informó que del hecho se reportó una persona herida que fue trasladada de emergencia al hospital Mario Catarino Rivas. “Equipos de la Policía Preventiva, con apoyo de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) trabajan en el caso; pero en principio se supone que el hecho estaría ligado a la venta de drogas”, expresó el oficial.

Miranda agregó que están trabajando en la investigación de los casos en los que se reporta que los criminales cometen asesinatos usando uniformes similares a los de la Policía.

Parientes y amigos llegaron ayer a Medicina Forense para reclamar los cadáveres de los dos jóvenes y los llevaron a sus lugares de origen.