"El Pechocho" pone en tela de juicio a las autoridades

La Fiscalía confirma que tenía una condena de 500 años; el Instituto Penitenciario, lo niega.

 José Virgilio Sánchez Montoya 'El Pechocho' en los juzgados sampedranos.
José Virgilio Sánchez Montoya 'El Pechocho' en los juzgados sampedranos.

San Pedro Sula, Honduras.

El caso de José Virgilio Sánchez Montoya, alias "El Pechocho", continúa dividiendo a las autoridades, ya que el Ministerio Público (MP) y el Instituto Nacional Penitenciario (INP), se contradicen de manera increíble.

Una de las fiscalías especializadas del MP informó que el dictamen de dactiloscopia reveló que "El Pechocho" ya había sido condenado a 500 años de cárcel por la masacre de 17 trabajadores en una zapatería y, que además, tenía otras dos condenas.

En contraposición, el subdirector del Instituto Nacional Penitenciario (INP), German McNiel, dijo que José Virgilio Sánchez, alias “El Pechocho”, no fue ni siquiera recapturado sino que "fue capturado".

"Estamos frente a una captura y no de una recaptura (...) porque nadie se ha fugado de El Pozo", dijo McNiel.

El pasado miércoles la Fiscalía confirmó mediante huellas dactilares recabadas en el centro penal de San Pedro Sula, que Virgilio Sánchez, capturado el pasado fin de semana en la colonia Jardines del Valle, había sido condenado a 500 años de cárcel por la masacre de 17 trabajadores en una zapatería.

Por el momento, McNiel continúa negando que se haya fugado de la Penitenciaría de Ilama, Santa Bárbara, mejor conocida como El Pozo, y la Fiscalía, denunciando que andaba en libertad.

El portavoz de los juzgados sampedranos Gabriel Barahona lució confundido y poco claro al intentar dar una versión confiable sobre "El Pechocho".

En septiembre de 2010 se informó que 17 trabajadores habían sido asesinados en una fábrica artesanal de zapatos en San Pedro Sula, perpetrada por pandilleros.

El ministro de Seguridad de entonces, el actual diputado Óscar Álvarez, lamentó, en declaraciones a periodistas, que “17 personas que estaban trabajando honestamente en una zapatería hayan sido asesinadas” y señaló que el trasfondo de la masacre era una actividad de pandillas.

El ministro Álvarez dijo que las investigaciones preliminares indicaban que la matanza había sido cometida por tres hombres, armados con pistola y fusiles AK-47 y 2-23, que llegaron al lugar y huyeron en un automóvil.

pechocho cuando era enjuiciado(800x600)
Luego de las pruebas presentadas por la Fiscalía, los jueces fallaron contra los mareros de la 18 en agosto de 2013. Foto de archivo fechada en ese fecha.
La Prensa