Más noticias

¿Todo está listo?, preguntó pandillero que ordenó la muerte de Igor Padilla

Escuchas telefónicas son la prueba principal contra acusados de muerte de Igor Padilla.

Los 18 supuestos pandilleros comparecieron a los juzgados la noche del jueves y trece de ellos fueron enviados a El Pozo.
Los 18 supuestos pandilleros comparecieron a los juzgados la noche del jueves y trece de ellos fueron enviados a El Pozo.

San Pedro Sula, Honduras

El requerimiento fiscal presentado contra los supuestos homicidas del periodista Igor Padilla Chávez tiene su mayor sustentación en la prueba científica de las escuchas telefónicas encontradas en los celulares decomisados a los tres imputados por el crimen.

El juzgado de letras con jurisdicción nacional en materia penal en la audiencia de declaración de imputado resolvió el jueves a eso de las 10:30 pm aplicar la medida cautelar de la detención judicial a Aaron Alejandro Aguilar Alemán alias “Sufrido”, David René Benítez Sarmiento alias “Hellboy o Niño” por suponerlos responsables del delito de asesinato en perjuicio de Igor Padilla Chávez.

El juez decidió remitir a los dos imputados a la cárcel de máxima seguridad conocida como El Pozo situada en Ilama, Santa Bárbara.

Por el asesinato del periodista, ocurrido el martes afuera de una tienda en la 9 calle y la 14 avenida del barrio Suyapa, también fue acusado un menor de edad que ayer luego de comparecer ante el Juzgado de la Niñez a la audiencia de vinculación al proceso fue enviado a un centro de internamiento de menores.

Fuentes ligadas en las indagaciones del crimen informaron que en el expediente y las evidencias presentadas están las escuchas telefónicas que son la prueba científica que incrimina a los procesados.

En una de las escuchas se oye cuando un jefe de la pandilla 18 minutos antes de cometer el crimen le pregunta a uno de los acusados “tenés claro las coordenadas del lugar donde está Igor” y el interlocutor le contesta: “Sí las tengo claro”.

El jefe de la pandilla le pregunta: Sabés en qué calle y avenidas está el negocio”, y el homicida le da una respuesta precisa al decirle: “Sí, es la nueve calle y la catorce avenida, el negocio de la esquina”.

¿Todo está listo entonces?”, pregunta de nuevo el individuo que daba las órdenes, y el homicida le manifiesta: “Sí, todo está listo”.

Cuando el asesinato del comunicador social ya estaba siendo transmitido por los canales de televisión, a manera de confirmación, uno de los imputados se comunica por su celular con el jefe y le pregunta: “Ya miró las noticias”. y el jefe le contesta: “Sí, ya miré”.

El asesino de Igor Padilla le contesta: “Todo bien”.

Junto con los acusados por el asesinato del periodista y humorista fueron capturados otros 15 supuestos pandilleros de la mara 18, incluyendo cuatro menores de edad.

Entre los menores acusados hay dos mujeres. Los otros once, mayores de edad, fueron acusados por los delitos de asociación ilícita, almacenamiento ilegal de armas de fuego de tipo comercial y municiones de uso prohibido, almacenamiento ilegal de municiones para armas de fuego tipo comercial, adquisición y almacenamiento ilegal de armas de fuego y municiones de uso prohibido.

A los dos mayores de edad procesados por el asesinato de Igor Padilla también les imputaron esos delitos.

Al menor acusado por el asesinato del periodista de la televisora HCH le imputaron, además, las infracciones penales de asociación ilícita, almacenamiento ilegal de armas de fuego de tipo comercial y municiones de uso prohibido, almacenamiento ilegal de municiones para armas de fuego tipo comercial, adquisición y almacenamiento ilegal de armas de fuego y municiones de uso prohibido.

A los otros cuatro menores les imputaron los mismos delitos achacados al supuesto homicida de Igor Padilla, a excepción del delito de asesinato.

Los cinco menores comparecieron ayer ante el Juzgado de la Niñez a la audiencia de vinculación al proceso y después fueron remitidos al centro de internamiento de El Carmen en San Pedro Sula.

Fiscalía deja libre a mujer que supuestamente hizo última llamada a Igor Padilla

Las autoridades de la Fiscalía dejaron libre a Martha Yolanda Ortez Duarte alias “La Gorda”, quien fue detenida el jueves porque supuestamente fue quien le hizo la última llamada telefónica al periodista Igor Padilla antes de que lo ultimaran.

Según las autoridades de la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), Ortez es sospechosa de haber contribuido para que asesinaran al periodista el pasado martes en el barrio Suyapa. Horas después de que la capturaran, la mujer fue dejada en libertad por la Fiscalía.

El Ministerio Público informó que Martha Ortez fue puesta en libertad porque no cuentan con prueba técnica suficiente para incoar acciones en su contra.