SAN PEDRO SULA.

El magnate Donald Trump está considerando vender el 49% de su participación en la Organización de Miss Universo a raíz de que la cadena de televisión NBC Universal y Univisión rompieran contrato con el concurso de belleza por los comentarios racistas en contra de los mexicanos, según el New York Post.

Y es que NBC Universal es co-propietario del Miss Universo, que también incluye los concursos de Miss adolescentes americanos y Srta, y al romper contrato con la organización crea un boicot para el certamen que se queda sin transmisión.

Esto ha levantado preocupación en los demás patrocinadores, quienes esperan que la organización pueda recuperarse si Trump vende o encuentra nuevos socios televisivos dispuesto a sustituir NBC y Univisión.