¿Meghan y Harry reciben su merecido?, ahora hay drones espías en su jardín

Los duques de Sussex comienzan a sufrir su mala decisión de mudarse a California poco antes de concluir el Megxit.

Meghan y Harry estarían sufriendo el acoso de los paparazzi en su nuevo hogar en EEUU.
Meghan y Harry estarían sufriendo el acoso de los paparazzi en su nuevo hogar en EEUU. /

Los Ángeles, EEUU

Cuando los duques de Sussex anunciaron a principios de año que abandonaban sus funciones como royals, lo hicieron asegurando que deseaban comenzar a trabajar para conseguir una independencia financiera al margen de la monarquía británica y "dar espacio" a su familia para centrarse en la siguiente etapa, que incluía crear una entidad benéfica.

Aunque en aquel momento no lo mencionaron, el deseo del matrimonio de alejarse del acoso mediático que sentían que habían sufrido en Reino Unido se intuía tras esa decisión radical.

Sin embargo, parecía muy poco probable que su traslado a Canadá o su posterior mudanza para establecerse definitivamente en Los Ángeles fuera a darles la tranquilidad que tanto deseaban, y así ha sido.

MIRA: Kate Middleton estaría "furiosa" con Meghan y Harry por el Megxit

Según ha podido saber el portal The Daily Beast, el príncipe Harry y Meghan Markle han informado a las autoridades de la presencia de drones que sobrevuelan la propiedad de Beverly Hills donde viven con su hijo Archie, y que en ocasiones han llegado a descender por debajo de los seis metros de altura para intentar fotografiarles.

Estos incidentes habrían tenido lugar en cinco fechas diferentes, entre el 9 y el 25 de mayo.

Los duques de Sussex están siendo acosados en su casa en Beverly Hills.

Pese a que están convencidos que los drones pertenecen a los paparazzi, la pareja está obligada a considerar la posibilidad de que se trate de una amenaza terrorista debido a los mensajes y amenazas que han recibido, en especial Meghan, desde el anuncio de su compromiso.

ADEMÁS: Meghan Markle planea ser la competencia a Gwyneth Paltrow

Al parecer Harry y Meghan también han tenido que lidiar con la presencia de curiosos y fotógrafos en las inmediaciones de su hogar, y eso explica que hace unas semanas instalaran una serie de pantallas protectoras en la valla que rodea la mansión para bloquear por completo la vista desde el exterior.

La Prensa