21/04/2024
11:54 PM

'Toda la red de salud de Honduras debe ser intervenida”

Elmer Mayes, presidente del Colegio Médico, dice que quieren culpar del desastre del Mario Rivas a los empleados y estos no tienen ninguna responsabilidad.

San Pedro Sula, Honduras.

Representantes del Colegio Médico de Honduras ofrecieron ayer respaldo a la comisión interventora del hospital Mario Rivas, pero advirtieron que vigilarán que se cumplan los objetivos y solicitaron una intervención para toda la red de salud.

“Toda la red tiene que ser intervenida y no solamente este hospital. Vamos a participar al cien por ciento como una organización gremial, aportando y vigilando que cumplan lo que se plantean. No podemos permitir que fracasen”, aseveró Elmer Mayes, presidente del Colegio.

El gremio médico expuso ayer que se deben cumplir compromisos de pago de médicos, enfermeras y otros empleados a quienes les adeudan siete meses de salario.

“Han querido hacer ver que los responsables del problema son los empleados. No es así. El hospital ha funcionado en una crisis administrativa que no permitía que el empleado diera lo mejor de él. Si se le pide compromiso al empleado, hay que darle su salario y materiales para que trabaje”, dijo Mayes.

Marcial Zúniga, cirujano del hospital Mario Rivas y miembro del Colegio Médico, expuso las peticiones que presentaron ante la comisión interventora.

“Lo único que pedimos es el respeto de los derechos laborales de las personas, de los empleados del hospital. Las autoridades de Salud han hecho una cortina de humo para ocultar la responsabilidad directa de la Secretaría en esta situación del hospital. Vamos a dar apoyo, pero no es justo que se trate de ocultar la realidad responsabilizando al personal. Estos problemas ya los conocía la ministra; ella fue viceministra cuatro años”, manifestó el cirujano.

Abastecimiento

El gremio médico solicitó un esfuerzo económico para abastecer el sanatorio y pagar los salarios atrasados. “A los médicos por contrato les deben cuatro meses de salario; a otros, siete meses. Además se les obliga a pagar aportación al Partido Nacional. Hemos recibido ultraje como solicitar una recomendación política para trabajar aquí. Hay especialidades que no se encuentran y si se les pide recomendación política, mejor se van del hospital. Tenemos déficit de cirujanos y internistas; no tenemos cardiólogo”.

José Enrique Samayoa, miembro del CMH, reforzó esta versión, “no se ha tenido apoyo financiero para que estas instituciones funcionen. Antes había 400 enfermeras y hay solo 245; se congelaron las demás plazas, así como la de los médicos que se han ido.

No hay otorrino porque lo tuvieron 10 años por contrato y mejor se fue; eso es una vergüenza para un hospital nacional”.