San Pedro Sula, Honduras.

El mal estado de la carretera a Ticamaya es recurrente y con las últimos fenómenos naturales la situación empeoró.

Los pobladores del sector explican que no solo es reparar la calle, es también construir un puente en el tramo porque cuando llueve quedan incomunicados.

El diputado Alberto Chedrani explicó que esta semana presentará un proyecto de decreto en el Congreso Nacional para que se autorice a la Municipalidad de San Pedro Sula a reparar esa carretera. El monto se estima en 80 millones de lempiras.

La alcaldía en estos momentos tiene que cumplir y retomar varios proyectos municipales y trabajar en las zonas afectadas por las tormentas tropicales, por lo que expertos recomiendan que se busquen alternativas para reparar el tramo.

Brenda Álvarez vive en Bosques de Jucutuma y todos los días transita por ese sector. “Nosotros estamos cansados de esta situación, realmente nos interesa que nos reparen de una vez esta calle, ya sea la alcaldía, el Gobierno, o que busquen alguna empresa que lo haga porque los afectados somos nosotros”, reclamó.

Delmi Sánchez también reside en el sector y explica que cuando llueve no se puede pasar. “Es una calle alterna, pero no le prestan atención, mire que yo para las llenas hasta deje sola a mi hija porque quedamos incomunicados por esa plancha que hay y que ni siquiera un puente han podido hacer”, dijo.

El sector ha crecido y las urbanizaciones, colonias y asentamientos han aumentado, igual los servicios, por lo que es un tramo muy transitado.

“Esa plancha entre las colonias Nueva Inversión y Arenales” es una trampa mortal para todos los que pasamos por ahí”, dice Amílcar Mondragón, residente de la zona. Son más de 25,000 habitantes los afectados con el mal estado de la calle de las colonias Bosques de Jucutuma 1, 2 y 3, La Pedroza, Altamizales, San José del Boquerón y otras. Los pobladores dicen que están cansados de estar buscando apoyo y cada día está peor. Esa calle sirve como una vía de alivio entre San Pedro Sula y Choloma.