TEMAS DESTACADOS:
23/05/2022
12:30 AM

Más noticias

Mipymes fijan sus esperanzas para recuperar ventas en 2021

El 40% de las pequeñas empresas están paradas por falta de maquinaria, materia prima e ingresos.

San Pedro Sula, Honduras.

El sector mipyme atraviesa uno de sus peores momentos, y su única esperanza son alivios financieros que les permitan comenzar el otro año produciendo, porque para la mayoría este mes ya está perdido.

Estimaciones de las gremiales indican que el 40% de la micro, pequeña y mediana empresa (mipyme) están en paro por los efectos de la pandemia y las inundaciones causadas por las tormentas tropicales.

Aunque en Honduras se carece de estadísticas, líderes calculan que solo en la zona norte existen más de 100,000 mipymes, es decir, que unas 40,000 están paralizadas por falta de maquinaria, materia prima e ingresos.

10,000
Pares de zapatos
Podrían producir zapateros para que la empresa privada regale a niños, esto es un acuerdo que está en pláticas.
Esperanza Escobar, presidenta de la Asociación Nacional de la Mediana y Pequeña Industria de Honduras (Anmpih), manifestó que el 40% de la mipyme está paralizada y el 60% restante está operando a medias y con pérdidas. “Están sobreviviendo, tienen sus equipos, pero no tienen capital de trabajo”.

Añadió que muchos no están produciendo y están revendiendo para poder subsistir.

Escobar advirtió que la migración de hondureños a otros países continuará por la falta de empleo y oportunidades, un problema que se ha agudizado con la pandemia y las inundaciones.

“No hay dinero, necesitamos que el Gobierno comience a soltar préstamos”, demandó.

La líder de mipymes enfatizó que necesitan que el Gobierno ponga fondos frescos, pero sin intermediarios, como la banca que con los extensos requisitos vuelven imposible acceder a ese dinero.

16,000
Empresas formales
Aproximadamente tienen permiso de operación municipal.
Muchos pequeños negocios que funcionaban en zonas que se inundaron como La Lima, Choloma, Rivera Hernández, Céleo Gonzales y Chamelecón se perdieron en su totalidad, lo que incrementa los niveles de desempleo.

Victorino Carranza, presidente del Gremio de la Micro y Pequeña Empresa (Gremipe), compartió que sus esperanzas son que el Gobierno cumpla con el financiamiento que les han prometido para poder comenzar el año 2021 produciendo; de lo contrario, más pequeñas empresas se perderán.

“Si no dan financiamiento ahorita, es mentira que ese dinero va a retornar, porque no hay dinero en el bolsillo de los hondureños, de qué sirve que pongamos ofertas y promociones si no van a comprar”. Carranza sostuvo que es necesario que les otorguen créditos y que les bajen los intereses o readecuen deudas para seguir operando el otro año.

“En La Lima y otros sectores que se inundaron se perdieron talleres, se perdió maquinaria, para reactivar eso si pudiera la maquila vendernos maquinaria que ya no necesita y que nos puedan subcontratar”. Reiteró que no han podido acceder a los fondos que anunció el Gobierno durante la pandemia, antes de las tormentas.

Menotti Maradiaga, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio e Industrias de Honduras (Fedecámaras), declaró que previo a las inundaciones ya se habían perdido más de dos mil mipymes formales, sin contar las informales. Sin embargo, ese número aumentó considerablemente luego de los fenómenos naturales. “Se tienen que tomar decisiones ya. Ellos (mipymes) preguntan qué apoyo van a tener, cómo pueden obtener financiamiento con 0% de interés para poder recuperarse”, destacó Maradiaga.