San Pedro Sula, Honduras.

La participación de miles de hondureños en las elecciones de noviembre próximo peligra luego de que la semana pasada quedara suspendida la entrega de la nueva cédula y el censo, con la advertencia por parte de las autoridades de que los ciudadanos que no se hayan enrolado no podrán ejercer el voto.

Roberto Brevé, comisionado presidente del Registro Nacional de las Personas (RNP), dijo que urgen los fondos prestados por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para acelerar la distribución del documento nacional de identificación (DNI) antes del 15 de agosto, cuando vence la actual cédula y fecha máxima para que los compatriotas se enrolen para poder votar en las elecciones generales del 28 de noviembre.

LEA: San Pedro Sula tendrá la planta de ropa deportiva más grande de Centroamérica

El funcionario manifestó que en cuanto sean desembolsados los 9.8 millones de dólares prestados por el BCIE podrán continuar con el proyecto de identificación y completar la meta de entrega, que son de más de 5.2 millones de documentos. Explicó que mientras los centros de entrega se encuentren cerrados a nivel nacional, el equipo y los DNI permanecerán guardados en bodegas seguras y con vigilancia personal y por cámaras monitoreadas las 24 horas del día.

Luego de que trascendiera la pausa en el proceso de entrega de los DNI, usuarios se manifestaron molestos en redes sociales del Registro y hasta amenazaron con realizar protestas por la falta de responsabilidad de las autoridades. “Nos vamos a ir a las calles para que tal vez así se pongan serios”, advirtió un cibernauta en la página de Facebook del RNP.