26/11/2022
06:08 AM

Más noticias

Sampedranos a merced de los asaltos y sin cámaras del 911

Hombres en moto y en un turismo blanco son los responsables de los hechos delictivos, según testimonio. La Policía pide a la ciudadanía que denuncie.

San Pedro Sula

“Dame todo lo que tenés, sino le disparo a tu hija, rápido, rápido”. Esa frase le resuena en la cabeza a María Méndez, una madre de familia que se dirigía a una escuela de baile a dejar a su hija.

El aire acondicionado de su carro no le funcionaba, por lo que decidió abrir el vidrio mientras cruzaba el tramo entre la morgue y el bulevar a la Unah-vs. Conversaba con su hija mientras esperaba avanzar en el tráfico.

Repentinamente un hombre a bordo de una moto se puso a su lado, sacó un arma y le apuntó a la joven mientras repetía que le diera todo.

La obligó a entregar todo y se marchó como si nada en medio de los carros , muchos conductores ni siquiera se percataron del hecho.Una de las pertenencias robadas fue su teléfono y por trámite interpuso la denuncia, aunque confiesa que no tuvo esperanza de que resolvieran su caso y recuperaran sus pertenencias.

Para saber

La ciudadanía pide más patrullajes y que habiliten el sistema de cámaras, ya que esto sirve como disuasivo, sobre todo en lugares donde hay tráfico.

Cuando buscó que le dieran seguimiento en las cámaras del 911 le mencionaron que están fuera de servicio.Más tarde trascendió otro testimonio alertando a la población.

“Venía por el bulevar Mackey - Unitec cuando vi a dos hombres, cada uno en una motocicleta. Me llamó la atención que uno de ellos le hizo señas al otro con su dedo índice como haciendo círculos. El otro lanzó, justo antes de que pasara mi carro, un rollo como de hierro con alambre. Al instante sonó el ruido bajo el carro, me iba parar, no quería que se dañara el vehículo, pero ellos venían a un lado mío y mi instinto me hizo seguir aún con el ruido.Seguí avanzando y paré donde unos muchachos que estaban instalando cables. Ellos me auxiliaron y sacaron el hierro de la parte de bajo del carro”.

Esa es otra de las formas de asaltar que están ocurriendo en ese sector. Varias personas revelaron que han sido despojadas de sus pertenencias con este modus operandi y en este bulevar.Pero los asaltos y delincuencia común están a la orden del día en distintos sectores de la ciudad, Barandillas, Ruiz, Smith, Guadalupe, El Roble, Altamira y Las Mesetas, donde sujetos a bordo de motocicletas y carros le están quitando las pertenencias a la gente, la cual ni siquiera interpone las denuncias.

Similar situación se vive en la colonia Satélite. Las personas denuncian constantes asaltos de cuatro hombres en un turismo blanco.

Estacionan el vehículo en la entrada de los pasajes y asaltan a toda persona que van encontrando a su paso. Otros hasta han sido encerrados en sus casas.

Cuando algunos afectados denunciaron, los agentes respondieron que solo tenían una patrulla en la zona y que no sabían si las cámaras del 911 servían para poder dar seguimiento. LA PRENSA conoció que las cámaras del 911 no están funcionando a nivel nacional.

En el caso de SPS, las intersecciones donde hay semáforos están vigiladas gracias a que la alcaldía puso a disposición el centro de movilidad, mientras el 911 resuelve su problema.

Se buscó la reacción del director regional del 911, Antonio Castellanos, pero explicaron los encargados de relaciones públicas que no se iba a pronunciar porque estaba atendiendo la emergencia por las lluvias.

Se solicitó permiso para tomar fotografías, pero no hubo respuesta. La ciudadanía exige que se busque una solución porque la tasa de seguridad se sigue pagando como todos estos años.

Jefe policial le pide a la gente denunciar

San Pedro Sula. El jefe de la Policía, Luis Osavas, pidió a la población interponer las denuncias. Hay que llamar al número de emergencia 911, aún con los problemas que se han tenido, porque eso le sirve a la Policía para proceder.

Recordó que es importante que exista una denuncia y el ciudadano le dé seguimiento para poder esclarecer los casos.

“Si la Policía no tiene acceso a esa información es difícil para nosotros generar una respuesta”, señaló Osavas.

“La gente no denuncia y nos deja sin la información. Aun cuando se pueda detener a esa persona si no hay denuncia no se puede proceder”, enfatizó el jefe policial.