19/06/2024
08:23 PM

Recomiendan rediseñar el aeropuerto Villeda Morales por las inundaciones

Directivos de la Chico realizaron un recorrido por la zona y confirmaron que hasta ayer las reparaciones en los bordos funcionaron en el Chamelecón.

San Pedro Sula.

Reparar y reforzar los bordos que protegen el aeropuerto Ramón Villeda Morales costó 16 millones de lempiras y hasta ayer habían funcionado.

Después de los embates de Eta y Iota (2020) se reportaron daños por unos 300 millones de lempiras en esa terminal aérea producto del desbordamiento de los ríos y canales aledaños.

El trabajo estuvo a cargo de la entonces Secretaría de Infraestructura y de la Comisión para el Control de Inundaciones del Valle de Sula (CCIVS) y tras una licitación se le adjudicó a la compañía Dieck.

Con las lluvias de Julia no se reportaron daños, pero por prevención se suspendieron por algunas horas las operaciones en el aeropuerto.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, Eduardo Facussé, considera que la infraestructura del aeropuerto ya quedó desfasada para las necesidades que tiene la ciudad.

“Lo que se propone es una terminal nueva que se financie con los mismos recursos que genera, con una infraestructura cuyo diseño sea elevado para que las inundaciones no causen daños. Mientras no se construyan las represas vamos a tener esa vulnerabilidad por lo que es importante que el diseño sea congruente con la necesidad y riesgos que tiene el valle de Sula. Nosotros estamos solicitando al Gobierno que haga efectivo esta obra, la cual saldría de los mismos impuestos que pagamos los viajeros. No debe verse al aeropuerto como una vaca lechera sino como un ancla para atraer inversión, turismo y que sea atractivo y eficiente para los usuarios”, indicó.

Por su parte, Osmín Bautista, representante de la Cámara Hondureña de la Industria de Construcción (Chico), realizó un recorrido ayer por las infraestructura de bordos, escolleras, canales alrededor de La Lima y el aeropuerto, concluyendo que estas obras funcionaron bien porque el canal Maya está trabajando bien.

Además, los bordos perimetrales alrededor del aeropuerto que fueron reconstruidos después de Eta y Iota, funcionaron porque no hubo volumen de agua que los sobrepasara.

Datos

900 Kilómetros de bordos hay en el valle de Sula que deben ser mantenidos y se reconstruyeron 90 kilómetros, los daños son en otros sitios.

20 Días permaneció bajo el agua el aeropuerto Villeda Morales, seis meses después fueron reparados los bordos que se dañaron y que causaron el problema.

Recalcó que vale reconocer que las medidas preventivas tomadas por las autoridades del aeropuerto fueron correctas.Tenemos que tener claro que los bordos solo son el 10% de protección, hay que limpiar las cuencas altas, reforestar y dragar, pero un 50% son las represas.

Carlos Flores, exgerente del aeropuerto, dijo que desconoce el tipo de reparaciones que se realizaron en el bordo.

Está claro que deben mejorarse los bordos y poner a funcionar el sistema de bombeo. Para el expresidente del Colegio de Ingenieros Civiles, César García, se deben elevar los bordos, limpiar los canales internos y volver a las bombas achicadoras.

En este momento las reparaciones funcionaron, pero se debe dar mantenimiento y estar claro que la verdadera solución son las represas, concluyó.

Amplían horario en La Mesa para evitar daño de mercancías

San Pedro Sula. Para evitar eventuales impactos y pérdidas económicas a los importadores y exportadores que mantienen su carga en el depósito de la Empresa Hondureña Infraestructura y Servicios Aeroportuarios (Ehisa), la Administración Aduanera de Honduras extendió los horarios de atención en la Aduana La Mesa y autorizó el traslado de las mercancías a otros depósitos privados.

El director ejecutivo de Aduanas Honduras, Fausto Cálix, dijo que a partir de ayer el horario de atención es de 7:00 am a 9:00 pm mismo que se mantendrá durante la emergencia por la tormenta tropical Julia. Buscan agilizar las importaciones y exportaciones, manifestó el director.

Se busca evitar pérdidas y daños en la aduana.