30/11/2022
06:17 AM

Más noticias

Por pelea de territorio entre maras, familias de Chamelecón dejan hogares

Un pasaje completo de la colonia San Isidro quedó abandonado debido a que una de las estructurales criminales que opera en el sector pretende ganar más poder en ese punto.

San Pedro Sula

Bautizada como la “calle fantasma” por los mismos pobladores de Chamelecón, un pasaje de ese sector es prácticamente eso, un punto totalmente desolado en el que solo elementos de la Policía Nacional y Militar se atreven a circular, debido a las advertencias que grupos criminales han hecho en los últimos días por la pelea de territorio.

La situación está lejos de ser algo nuevo en la zona; sin embargo, la problemática se había logrado controlar, pero en las últimas semanas más de 50 familias han tenido que abandonar sus viviendas a consecuencia de la inseguridad.

Para saber

Más de 1,000 hondureños salen al día del país, según la CASM, la mayoría por violencia e inseguridad.

El reporte que tienen las autoridades policiales evidencian que la problemática abarca varias comunidades de Chamelecón, pero es la colonia San Isidro donde actualmente está la mayor incidencia.

Un total de siete casas y dos complejos de apartamentos de la zona fueron desalojados a inicios de esta semana luego de que supuestos miembros de la pandilla 18 amenazaran a los habitantes, quienes con apoyo de los policías lograron salir para salvar sus vidas.

Investigación

El comisario Carlos Rojas, jefe de la Unidad Metropolitana de Policía (Umep 6), encargada de brindar resguardo en Chamelecón y comunidades aledañas, explicó que los equipos de inteligencia de la institución están llevando a cabo una serie de indagaciones para dar con los responsables de propagar el miedo en el sector, aunque sí han confirmado que se trata de miembros de la pandilla 18, quienes están tratando de ganar poder y territorio en lugares donde por años ha operado la Mara Salvatrucha.

Rojas detalló que están trabajando con más de 200 efectivos policiales, con operativos móviles y permanentes las 24 horas del día, pues el objetivo es que los grupos delictivos no se apropien de las viviendas abandonadas.

“Yo asumí el cargo hace menos de 24 horas, pero estamos desarrollando una estrategia en el sector y de hecho ya tenemos a los primeros dos detenidos por portar armas sin permiso y seguiremos con las acciones para brindar mayor seguridad a los pobladores”, puntualizó el comisario.

Migración

La violencia generada por las pandillas es uno de los resultados de un “complejo sistema” que obliga a miles de personas a abandonar su lugar de origen, indica un reciente estudio del Observatorio de las Migraciones Internacionales en Honduras.

“Analógicamente, se puede decir que la migración y la violencia pandilleril son hijas de la misma madre.Las políticas económicas de desarrollo implementadas en Honduras históricamente, han despojado a la mayoría de la población del bienestar social y económico”, puntualiza el informe.

Más de 200 efectivos policiales están ejecutando operativos en la zona.