22/05/2024
08:58 PM

Paciente tico pasó seis días sin antibióticos en el hospital Mario Rivas

La neuróloga Eunice Ramírez asegura que a Daniel Rodríguez Izquierdo se le dio preferencia, pese a las denuncias de su hijo.

San Pedro Sula, Honduras.

Las quejas por la falta de medicinas y mal servicio en el hospital Mario Rivas de San Pedro Sula volvió a ser tema en las redes sociales luego que el hijo de un paciente hizo serias denuncias no en Honduras, sino en Costa Rica.

Daniel Rodríguez Torradeflo declaró al diario costarricense La Nación que su padre, Daniel Rodríguez Izquierdo (72), sufrió carencias e indiferencia por parte del personal del hospital donde “se orinan en el suero” de los pacientes y los médicos “roban los medicamentos”.

Rodríguez Izquierdo ingresó al Rivas por un derrame cerebral que lo dejó inmóvil de ambos pies y brazos, con complicaciones respiratorias.

La neuróloga Eunice Ramírez fue quien atendió al costarricense y ayer dijo que está indignada por las declaraciones aparecidas en el diario.

“Al paciente se le dio un trato preferencial que ayudó a salvarle la vida”, señaló Ramírez, quien asegura que no conoció al hijo, solo a una hija del enfermo.

Él fue trasladado la semana pasada en una avioneta a Costa Rica luego de permanecer 26 días interno en el hospital sampedrano.

“La hija se estuvo quejando que el paciente necesitaba aire acondicionado, que necesitaba personal solo para él y se trajo de enfermería y de otras salas solo para atenderlo”, dijo Ramírez.

La doctora relató que Rodríguez Izquierdo permaneció postrado en la cama 16 de la sala de Medicina de Hombres en el tercer piso del Rivas, “donde el personal le asignó uno de los dos colchones de agua que hay en la sala para evitar que sufriera úlceras por estar tanto tiempo acostado”.

Detalló que no solo fueron reasignadas enfermeras de otras áreas al cuidado del costarricense, sino que buscaron los recursos para los medicamentos que necesitaba.

“Lastimosamente como él tenía mucho tiempo en cama se fue infectando. La dirección (del hospital) hizo la gestión para que se le compraran ciertos antibióticos que no se tienen en el hospital, pero le quisimos dar prioridad diciéndole a ella (la hija del paciente) que lo hiciera, pero ella decía que no los podía comprar. Estuvo seis días sin antibióticos”, confirmó la especialista.

Indicó que no pudieron practicarle varios procedimientos debido a la oposición de su hija.

“Para evitar las infecciones, como neumonías, teníamos que hacerle una gastrostomía, pero la hija no quiso, ella firmó el expediente porque no quiso”, señaló.

“No conocí al hijo”

Rodríguez Torradeflo, hijo del enfermo, declaró al diario La Nación que los médicos del Rivas se roban los materiales para venderlos. “Todo se lo han robado los mismos médicos, algunos para venderlos y otros para obligar a la gente a ir a lo privado. Las enfermeras me decían que lo atendiera yo. Es una crisis de salud terrible... Ahí pasaban cosas como que un paciente se estaba muriendo y los de la funerarias se peleaban ahí mismo por quién le vendía el ataúd; algunos desconectaban las máquinas, le echaban orines al suero”. Sobre estas denuncias, la doctora dijo que “no tuve el gusto de conocer al hijo, si él tiene las evidencias que el personal le robó al hospital que lo demuestre, cualquier queja podría hacerla al hospital”.

Dijo que durante la hospitalización de Izquierdo fue su hija -a quien sí conoció- quien maltrató sicológicamente al personal.

“Yo no conocí al hijo, no sé si estuvo de enfermero, conocí a la hija. Ella no dejaba trabajar al personal, quería una atención más especializada de la que ya se le estaba dando”.

“Con las condiciones que tenemos se le salvó la vida al paciente. Fue evaluado por todos los especialistas del hospital, se le atendió lo mejor posible”, indicó la doctora.

Ledy Brizio, directora del Hospital Rivas, informó que inicialmente Izquierdo, quien estaba en una visita de trabajo en San Pedro Sula, estuvo interno durante 15 días en la sala de emergencia de Medicina Interna.

“Se le dejó personal de apoyo porque a mí me abordó el cónsul de Costa Rica en algún momento para que los apoyara en la movilización rápida para llevárselo y se le apoyó para que los dictámenes médicos salieran rápido y pudieran llevarlo”, aseguró.