20/06/2024
12:04 AM

Plantón provoca parálisis en consulta externa del hospital Mario Rivas

Los pacientes se indignan porque son los afectados directos de los conflictos derivados de un sistema sanitario con graves problemas en los últimos años.

San Pedro Sula, Honduras.

Los pacientes del hospital Mario Catarino Rivas se quedaron ayer sin atención en el área de consulta externa por el plantón que llevan a cabo algunos médicos y enfermeras de este centro asistencial.

El personal administrativo informó a los pacientes que debido a la situación que enfrenta el hospital, la paralización de las asistencias en esa área duraría hasta las 11:00 am.

Desde el pasado martes, los empleados de la salud han hecho plantones y asambleas informativas durante las primeras horas del día.

Esta medidas se han emprendido debido al fallo por el caso de Luis Alonzo Caballero (44), quien murió por una infección y tenía gusanos en el cuerpo mientras estaba internado en dicho centro hospitalario.

La resolución de las audiencias de descargo implicó el despido de siete enfermeras, dos trabajadoras sociales y un médico general, además de la suspensión de días de trabajo sin goce de sueldo para unas 30 personas.

Algunos pacientes se sumaron a la asamblea informativa en protesta para que las autoridades eviten mayores problemas en el sistema sanitario nacional.

Otro grupo de enfermos estuvo afuera de la consulta externa en espera de atención médica.

“Hoy que vengo a que analicen los exámenes me encuentro con las puertas cerradas.

Este es un problema que no puede seguir. Somos los que pagamos las consecuencias y por eso pedimos a las autoridades que se resuelva esta situación. Aquí falta de todo, no solo personal”, dijo Francisco Meza, paciente del Rivas.

Los enfermos sienten que son los más perjudicados con el colapso del sistema. “De nada sirve contar con médicos si no hay medicina. La atención para que sea de calidad tiene que contener todos los componentes de salud”, expresó Luciano Dávila, paciente.

Solo recibieron a los citados

Al finalizar la asamblea de ayer se había previsto reanudar las atenciones. Sin embargo, solo recibieron a las personas citadas. Quienes llegaron por primera vez no corrieron la misma suerte.

Los empleados siguen en desacuerdo con las acciones de las autoridades en el centro hospitalario desde que se nombró la comisión interventora.

Por ello decidieron conformar un grupo de respuesta integrado por varios profesionales, incluyendo médicos y enfermeras designados por los colegios para que se analicen las sanciones.