29/02/2024
08:28 PM

Militares se unen a trabajos de limpieza en Chamelecón

  • 13 febrero 2021 /

La región ha sido una de las más afectadas por las inundaciones que el implacable río Chamelecón dejó en el Valle de Sula.

San Pedro Sula, Honduras.

Un contingente de 45 elementos de las Fuerzas Armadas de Honduras, FAH, se trasladó este sábado a la aldea Chotepe, sector Chamelecón de San Pedro Sula a sumarse a las labores de limpieza en la zona.

Fotos: Doctora Karen Tábora estaba a punto de casarse cuando sucumbió por covid-19

Como parte de la Operación 'No Están Solos', impulsada por el Gobierno de Honduras, en respuesta y asistencia a la población y sectores afectados por el paso de las tormentas tropicales Eta e Iota, especialmente en el norte del país, los militares prestarán sus servicios en una de las poblaciones más severamente dañadas por el fenómeno natural.

Autoridades gubernamentales señalaron que se dará prioridad a hogares de personas de tercera edad, embarazadas y madres solteras.
Los militares pertenecen a la escala básica del Batallón de Ingenieros en Siguatepeque. Los elementos de la institución castrense estarán distribuidos en las colonias Morales 1, 2, 3 y 4 y aldea Chotepe, por tiempo indefinido.

Puede leer: Abastecen con primer lote del año al Catarino Rivas

La región del sur de San Pedro Sula sufrió el embate causado por el implacable río Chamelecón, colindante a las comunidades en mención. La zona quedó inundada y los escombros, en toneladas, aún yacen en casi todo el terreno.

Lourdes Sánchez Maradiaga, mayor de Ingeniería y encargada del Distrito 1 del área de Chamelecón, declaró: 'El objetivo es cumplir la misión que nos manda el señor presidente Juan Orlando Hernández, que es la de apoyar al personal de la Operación No Están Solos en los barrios y colonias que sufrieron las inundaciones por Eta y Iota'.

El proyecto de limpieza en la zona, sustentado en la población que, incansablemente desde noviembre une esfuerzos para recuperar la región, comprende la habilitación de calles y avenidas; además de remover el sedimento que arrastró las enardecidas corrientes del afluente en recolectores de desechos que autoridades de la operación gubernamental dispondrán.