23/05/2024
11:22 AM

Población de los bordos ya supera las 30,000 personas

Recomiendan un plan integral para hacerle frente, debe ser liderado por la alcaldía sampedrana y que no sea únicamente un tema de campaña.

San Pedro Sula

Los asentamientos ilegales o invasiones son un problema en pleno ascenso en la ciudad en predios privados, derechos de vía, pero la peor parte se la llevan los bordos de contención de los ríos.

Isabel García trabajaba como aseadora de un centro educativo, desde hace varios años vive en el bordo del río Blanco y no piensa salirse pese a los anuncios de lluvias o el peligro, menos ahora que quedó sin trabajo.

“Para dónde vamos a agarrar si no tenemos a dónde ir. Yo me vine a vivir a San Pedro y a trabajar, antes pagaba alquiler, pero después no pude y me vine a vivir al bordo”. La historia de Isabel es similar a la de miles de habitantes de estos lugares.

La cantidad de personas viviendo en asentamientos ilegales se ha incrementado por varias razones y reubicarlas es una promesa de campaña que nadie ha cumplido hasta la fecha.

Líderes en distintas áreas consideran que sería funcional un plan integral entre la empresa privada, gobierno y municipalidad, pero el problema es que en ningún presupuesto figuran proyectos de reubicación de los 16 bordos que hay en la ciudad.

Alberto Benítez, presidente de la Red Solidaria de Vivienda, dice que no se mira por ningún lado que haya interés de parte de la actual alcaldía de resolver el tema de los asentamientos irregulares en los bordos de los ríos.

“Se está ahorita mencionando que el presupuesto del próximo año va a superar los 5,000 millones, 5,300 millones de lempiras, pero para nada el tema de vivienda. Se habla de infraestructura, el alcalde habla de muchas cosas, pero de vivienda no habla nada”, cuestiona Benítez.

Ya superan las 30,000 familias en los llamados bordos, es una cantidad significativa y es donde se manifiesta la pobreza en la ciudad. “Si no se resuelve el problema de los bordos, si no se busca una solución a esa problemática la ciudad va a seguir sufriendo ese problema y las familias principalmente con enfermedades, viviendas inadecuadas, por eso es necesario que toda las sociedad ponga mente y corazón para resolver el problema”.

La opción es una solución integral liderada por la alcaldía sampedrana, pero preocupa no ver nada, indica Benítez.

Generación de empleo

Por su parte, el economista Nelson García Lobo dice que los asentamientos en los bordos son un problema histórico en la ciudad. “Es la otra San Pedro Sula, olvidada e invisibilizada por gobiernos nacionales y locales, ha sido más la publicidad en las campañas que una reubicación seria, consensuada con los pobladores”, dice.

Para Lobo los asomos de reubicación no han resultado porque los pobladores han regresado y la realidad es que se ha multiplicado la población en los bordos ante la poca oferta de empleo que hay. “Mucha gente que perdió su empleo no tiene capacidad de pagar renta y lo que han hecho es irse a vivir a los bordos para pagar entre L500 y L1,000 por un espacio donde vivir”.

Muchos de los que están llegando a los bordos hoy son sampedranos que han quedado sin trabajo, ya no es como antes, cuando comenzaron a poblarse, que eran personas de otros departamentos, hoy el panorama cambió, dice Lobo, quien por años ha trabajado con esta temática.

Precariedad

Para el analista German Pérez, la realidad es que ningún alcalde en los últimos 20 años le ha querido entrar de lleno al problema.

“La problemática ha rebasado la capacidad municipal, si ya no pueden reubicar a los que ya están, al menos deberían parar o evitar que lleguen nuevos a invadir y adueñarse de los terrenos porque se está poniendo en precario el desarrollo urbano de la ciudad, se están creando cinturones de miseria, las propiedades a los alrededores pierden valor, se crean más problemas sociales y de salud, ya que no hay acceso a servicios públicos básicos, y si los tienen es porque los conectan y no los pagan”, enfatiza.

Pérez dice que en el Plan de Desarrollo Urbano había medidas que se debían tomar para enfrentar este problema, pues las condiciones de pobreza extrema y desempleo se conjugan. La gente no tiene muchas opciones y para las autoridades no es un tema prioritario pese a lo que representa”, dijo el también representante de la Andi.

“La gente también necesita empleo”

SAN PEDRO SULA. Decenas de pobladores afiliados a la Confederación Nacional de Federaciones y Patronatos de Honduras (Conafeph) protestaron ayer en San Pedro Sula.

Marco Antonio Bhaday, presidente de la Conafeph, explicó que se pronuncian demandando más producción de parte del Poder Legislativo, ya que esa falta de actividad afecta al pueblo.

Indicó que están siendo objeto de amenazas por la lucha que mantienen como patronatos, además, por el problema de inseguridad en el que viven.“La impunidad en muchos crímenes también es una protesta de nuestra parte”, indicó.

Bhaday explicó que la problemática en los bordos es cada día más grave porque no hay políticas de reubicación para ninguna familia.“No se trata solo de decir reubicación, hay que pensar en que son personas que necesitan un trabajo para vivir”, indicó.