24/02/2024
01:40 AM

Más de 1,500 docentes en Cortés esperan reforma para jubilarse

Dirigentes magisteriales se han mostrado a favor del paquete de reformas que será enviado la próxima semana al Ejecutivo para su posterior remisión al Congreso Nacional

San Pedro Sula, Honduras.

Al menos unos 1,500 docentes del departamento de Cortés están a la espera de que se apruebe el nuevo paquete de reformas a la Ley del Instituto Nacional de Previsión Magisterial (Inprema) para poder jubilarse este año.

En entrevista con LA PRENSA, René Dubón, vicepresidente del Colegio Profesional Unión Magisterial de Honduras (Coprumh), explicó que, entre otros beneficios, esta reforma a la ley actual permitirá que los maestros se jubilen al cumplir los 55 años de edad y 20 de servicio.

Dubón señaló que la ley de 1980, con la que se creó el Inprema, establecía que los educadores podían jubilarse a la edad de 50 años, pero la reforma aprobada a finales de 2011 “le dio un duro golpe al magisterio, debido a que cambió esos techos por un escalafón”.

Compromiso

El Gobierno se comprometió a poner L1,200
millones a disposición del Inprema y contratar a unos 2,000 docentes el próximo año para amortiguar el impacto económico que tendrá la jubilación de cerca de 10,000 docentes a nivel nacional.

De acuerdo con la ley vigente, la edad requerida para jubilarse es de 59 años y “para 2024 podría incrementar hasta los 70 años si no se aprueba la reforma”, comentó.

El dirigente magisterial expresó que no solo heredaron “un magisterio endeudado, sino también envejecido”. Según datos del Inprema, a nivel nacional hay un aproximado de 10,000 docentes con edades de entre los 55 y 58 años que están a la expectativa de la reforma. De estos, más de 1,500 pertenecen a Cortés.

Acerca del impacto económico, recordó que en la dinámica del Inprema, los docentes activos pagan las pensiones de los jubilados y la relación actual es de tres docentes activos por un jubilado.

“Al aprobarse la reforma, dicha relación se descompensará debido a la cantidad de docentes que están en edad de jubilación, pero el Gobierno prometió poner L1,200 millones a disposición del Inprema para amortiguar el impacto. Además, el próximo año destinará presupuesto para contratar a 2,000 docentes ”, dijo.

Joel Navarrete, presidente del Colegio de Profesores de Educación Media de Honduras (Copemh), explicó que con esta reforma los maestros podrán designar a su beneficiario.

También se creará un incentivo llamado postergación, que compensará a los docentes que decidan jubilarse después de los 55 años con un 3% sobre el valor de su pensión por cada año adicional.

La propuesta aún está en revisión, pero será enviada la próxima semana al Ejecutivo, luego será remitida al Congreso y se espera que sea aprobada en junio para entrar en vigencia en julio.