10/08/2022
08:09 PM

Más noticias

Ganaderos de zona norte abandonan el sector por la palma aceitera

La producción de leche ha aumentado en más de 200,000 litros diarios debido a las copiosas lluvias.

SAN PEDRO SULA

Los insumos en la ganadería y agricultura han aumentado en un 100%, afectando la producción; sin embargo, los empresarios dicen ser un sector resiliente.

Héctor Ferreira, presidente de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Sula (Agas), manifestó que el aumento en los costos del transporte (fletes) y de materias primas tiene a los empresarios del sector haciendo su mayor esfuerzo para sacar la producción adelante.

“No es la primera vez que vivimos este tipo de contras, pero en realidad sí estamos bastante golpeados”, dijo.

Ferreira indicó que han demostrado que los costos de producción están arriba del 40% y el ajuste que pidieron para seguir en la actividad es abajo del 15%.

Además

El sector ganadero pide al Gobierno apoyo con el precio de los insumos, de las materias primas y los altos costos de la energía eléctrica, que tiene muy golpeado el bolsillo de todos los hondureños.

“No estamos pidiendo para ganar, sino para perder menos de lo que estábamos perdiendo anteriormente”.Debido a las lluvias, la producción de leche ya aumentó más de 200,000 litros diarios.

“Ya estamos hablando arriba de 1.3 millones de litros de leche al día, pensamos que para mediados de julio podemos llegar arriba del millón seiscientos o millón setecientos”.

Añadió que no pueden transferir los costos a aumentos al consumidor final porque no “tienen la capacidad de tener los productos”.Ferreira se refirió a las copiosas lluvias y al riesgo que existe a inundaciones y la importancia en la reparación de bordos.

“Para que tengamos cierta seguridad de no correr el mismo riesgo que dos años atrás”, dijo.Rafael Argueta, secretario de la Agas, declaró que los insumos se han incrementado en un 100%.

“Es algo exagerado cómo ha venido aumentando mes a mes, eso preocupa porque hay que sumar los costos de energía”.

Señaló que pese a la crisis y difícil situación económica no se han perdido empleos en el sector.Argueta indicó que la producción de aceite de palma sigue ganando terreno en el valle de Sula.

“Es un producto que ha estado al alza y la gente se emociona y está inclusive quitando ganadería para plantar palma africana, lo que hace que saturen un mercado y arruinen otro”, aseveró.

Asimismo, Argueta explicó que en el valle de Sula aún hay muchas haciendas y están surgiendo nuevos productores.