22/04/2024
11:01 AM

'En menos de seis meses se verán los resultados en el hospital Mario Rivas”

El exministro de Salud y exdirector del hospital Mario Rivas, Merlin Fernández, dice que en un principio están conformes con el presupuesto.

San Pedro Sula, Honduras.

El plan está en marcha. La consigna es que en menos de seis meses el hospital Mario Rivas vuelva a ser el centro de restauración de la salud de miles de personas en el noroccidente de Honduras.

El abastecimiento de materiales y medicamentos, la atención y el cumplimiento del proceso administrativo son los grandes desafíos de la comisión interventora.

Las estrategias y el tiempo real de los primeros resultados fueron revelados en exclusiva a LA PRENSA por el presidente de la comisión, el doctor Merlin Fernández.

El especialista fue director del hospital hace más de una década y es reconocido por haber mejorado las atenciones y el sistema administrativo.

-¿Cuál es la inversión que se debe hacer para realizar todo el plan de recuperación del hospital Mario Rivas?

No tenemos idea todavía. Lo que tenemos que ver antes de saber cuánto vamos a adicionar es con cuánto cuenta el hospital y cómo se está usando el recurso, con qué eficiencia está trabajando. El asunto no es solamente meterle y meterle recursos, sino darle, pero controlar su uso. La comisión quiere que cada recurso tenga un resultado. Analizaremos cómo se usa lo que ya tiene el hospital.

-¿No pedirán un presupuesto extra para la intervención?

En principio creemos en el presupuesto que ya tiene asignado el centro. (Alrededor de 790 millones de lempiras). No estamos pensando en solicitar otro presupuesto a menos que sea para acciones operativas, pero por lo demás resultará de todo el análisis del hospital.

-¿El análisis de la realidad del hospital estará listo después de los seis meses de su intervención o cuándo se verán resultados?

No, debe ser antes. Pensamos trabajar con grupos operativos que nos puedan dar resultados en no más de una o dos semanas.

-¿Cuáles han sido las órdenes precisas de la ministra de Salud, Yolani Batres, a usted como presidente de la comisión interventora?

Lo que me ha dicho es lo que dice el decreto ejecutivo. Tenemos la función de hacer que el hospital esté activo correctamente, que satisfaga con calidad y excelencia las demandas de atención del personal. Que se garantice un funcionamiento óptimo con equidad y transparencia al eliminar todos los vicios dentro de la institución.

-¿Cuáles son las diferencias que ha encontrado en el hospital en comparación con la manera como usted lo dejó años atrás?

Muchas diferencias. Por ejemplo hay procesos que han desaparecido y dejamos implementados con el equipo con que estábamos trabajando en ese momento. Un caso es la comunicación; habíamos establecido la emisión de credenciales. La disciplina de la identificación del personal, aunque está establecida, ya no se respeta como es debido. También trabajamos mucho en establecer la cooperación de la empresa privada y organizamos dentro del hospital que cada director o jefe de departamento asumiera su rol de gerente de esa unidad. Que no solo fueran asignados, sino que ejercieran su labor al organizar, planificar, distribuir trabajo, controlar una labor realizada y garantizar la calidad del trabajo.

-¿Qué es lo más complejo de solucionar en el hospital Mario Rivas?

Todo en los hospitales es complejo. Para que un médico haga en el hospital una cirugía debe haber muchas cosas dispuestas para que llegue al último acto. La unidad que capte al paciente, que lo apoye en los análisis para efectivo diagnóstico, un equipo que le provea material, un almacén de suministros y así sucesivamente. Cuando una unidad de estas no cumple lo que debe, todo se viene abajo. Al final, todo es complejo y debemos analizar cada detalle y platicar con los encargados de cada área para saber qué necesita.

-¿Por qué considera que se ha perdido el control del hospital?

Es muy difícil determinar eso ahora. Pienso que el hospital es un sistema abierto que interactúa con el ambiente. Se abrió para una determinada cantidad de población, que ha crecido en los últimos 12 o 14 años. Algo que para mí es determinante es la discontinuidad del proceso de gestión administrativa dentro del hospital. En sus años de existencia han pasado 10 o 12 directores, incluyéndome a mí. Es difícil que en la gestión de un año se pueda mantener un sistema. Otro caso del que hemos hablado mucho es cuando se pone a un médico especialista o cirujano como director; puede ser muy buen internista, cirujano y hasta saber algo de administración, pero no siempre le dedica el tiempo que se debe porque tienen que debe compartir su trabajo como director con el de médico del hospital y con su clínica privada.

-Basados en esto, ¿cuál debe ser el perfil de un director del hospital Mario Rivas?

Considero que el director o administrador del hospital, si no tiene especialidad en administración, debe tener actitud para aprender y disposición de ofrecer atención continua. No puede ser un director de 2, 3 o 4 horas, sino a tiempo completo.

-Dijo que el primer cambio que se dará en el hospital es en la atención. ¿Cómo transmitir esto a todos los empleados del centro?

Hay muchas formas y es cierto que se necesita calidez y todo eso, pero puedo ser cálido y no tener eficiencia en el servicio que doy. Debo tener ambas para que sea mejor. Lo importante es que al paciente se le atienda de acuerdo con su condición. No se debe rechazar a ningún paciente porque, aunque no se cuente con las herramientas, hay algo que sí tiene cada médico y enfermera, dado por la experiencia, que es el conocimiento.

-¿Habrá medicamentos e implementos suficientes pronto para mejorar esa atención que se espera?

A medida que pase este proceso, todo irá mejorando. La ministra Batres dejó claro que el hospital Mario Rivas es el que más se ha abastecido este año de todos los hospitales de Honduras. Lo que sucede es que la escasez ha sido tan cruda que se abastece y se suplen las necesidades urgentes, sumado a la cantidad de pacientes que lo necesitan.

-¿Cuáles han sido las denuncias que han recibido sobre el abuso dentro del hospital?

No he tenido acceso a las denuncias, más que las que nos ha notificado el personal que está efectuando el análisis. Sabemos que dicen que algunas personas llegan a mercadear ataúdes. Que incluso hay gente adentro que les facilita el acceso, según nos han comentado. Se maneja que hay una especie de asociación para dar libre acceso a áreas críticas del hospital, como las de cuidados intensivos. Técnicamente, allí solo pueden ingresar los médicos encargados y el familiar autorizado para estar con el paciente.

-¿Cuál es el siguiente paso que debe dar la comisión interventora en este proceso por rescatar el Mario Rivas?

Nos volvimos a reunir el sábado e iniciamos el proceso de pláticas con equipos técnicos internos del hospital. Dialogaremos con cada uno de los jefes de departamento y queremos saber sus necesidades y qué ha sucedido para intentar solucionarlo juntos. Tomaremos las medidas necesarias para que todo vuelva a la normalidad. Si hay que prescindir de alguien por su mal trabajo, lo haremos; pero este será un proceso bien hecho.