San Pedro Sula, Honduras.

De 480 pruebas detección covid, hechas entre viernes y domingo, en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en la Capital Industrial, 225 dieron positivo para reflejar una positividad de 46 por ciento.

Esto enciende las alarmas entre los médicos de esta institución, quienes habían alertado este incremento por la interacción humana en las actividades de la feria juniana.

Esta positividad no se registraba desde las semanas epidemiológicas 3, 4, 5, 6 y 7 (16 enero-19 febrero de 2022) donde los porcentajes de casos registrados rondaron entre el 45% y 50% en relación al número de pruebas realizadas.

Ayer el IHSS en San Pedro Sula reportaba 4 personas, entre ellas un niño, internas en la sala covid. De estos uno está afectado por neumonía derivada de la enfermedad.

Ayer lunes, en este centro asistencial, la realización de pruebas covid se suspendió durante la mayor parte del día por el agotamiento de las mismas. Las autoridades no informaron si para hoy la realización de estas se normalizaría completamente y comentaron “las pruebas están en compras”.

Ayer se quedaron sin clases más de 80 alumnos en el centro José Castro López de barrio Medina porque su maestra resultó positiva por el virus y otra maestra está a la espera de prueba porque su esposo dio positivo.

En el hospital del Tórax de Tegucigalpa se reportó el deceso de dos hombres por la enfermedad y con neumonía. Estos tenían 87 y 90 años, padecían enfermedades de base y poseían tres dosis de la vacuna.

El Hospital del Tórax de momento tiene nueve pacientes hospitalizados. El 67% son mujeres y un 33 % son hombres. La ocupación hospitalaria es de un 27 por ciento.

Según datos de la Secretaría de Salud al 13 de junio, se han aplicado un total de 14,257,479 dosis en el país; de las cuales más de 6.2 millones son primera dosis, más de 5.3 millones segunda dosis y 2.7 millones primer refuerzo.

Actualmente en Honduras el segundo refuerzo se está aplicando a mayores de 50 años, personal médico y grupos vulnerables. Ayer trascendió que Salud analiza bajar a 40 años la edad de la aplicación del segundo refuerzo de la vacuna.