TEMAS DESTACADOS:
Redacción

Este día, Roberto Cosenza, viceministro de la Secretaría de Salud del Gobierno saliente, dejará su cargo como funcionario tras varios años de fungir como una de las máximas autoridades de la institución. El destacado funcionario realizó una importante y valiosa labor al frente de la pandemia en el departamento de Cortés, lo cual lo llevó a ganarse el reconocimiento de millones de ciudadanos.

Cosenza habló con LA PRENSA antes de dejar su cargo dentro del Gobierno y reiteró que como médico, pero especialmente como hondureño, seguirá trabajando dentro del sistema sanitario para que Honduras logre vencer el coronavirus y volver a una nueva normalidad y pide a todos, seguirse protegiendo contra cualquier enfermedad que pueda comprometer la salud.

¿Qué experiencia le deja haber el manejo de la pandemia en el departamento de Cortés?

Yo creo que en esta situación ha sido la curva de aprendizaje con dolor que pude haber vivido. No me imagine tampoco vivir esta situación, desde el momento que asumí el cargo no pensé que iba a pasar por todas estas cosas.

Primero la experiencia de tener la epidemia del dengue en 2019, la más grande que el país habido tenido. Después la covid-19, cuando no existía un manual y que nadie en el mundo había vivido una pandemia de este tipo.

Entonces sin duda es una curva de aprendizaje grande, con mucho dolor. Aprendimos pero con dolor porque estaban falleciendo, colegas, familia y amigos y lo importante era salvar vidas.

Me dejó un enriquecimiento muy grande en mi aprendizaje personal, en mi conocimiento como médico y técnico de la Secretaría de Salud y conocimiento profesional en el cargo que yo he llevado hasta el día como subsecretario de redes integrales de la Sesal.

¿Cuál es la mayor satisfacción y logro que le deja esta experiencia?

Que cuando no había estrategias para salvar vida, junto a mi equipo buscamos estrategias que iban a servir a más de nueve millones de hondureños. Mi mayor satisfacción es haber salvado vidas.

El montaje de centros de triaje que fue donde se salvaron muchas vidas, también con las unidades de covid y estos modelos fueron replicados a nivel nacional para enfrentar la pandemia.

La recompensa de recibir el cariño y reconocimiento de las personas y sobre todo el agradecimiento del pueblo por haber cumplido mi labor como funcionaron público, por el compromiso que tenía y sobre todo porque era mi obligación.

¿Qué fue lo más difícil?

Articular el sistema sanitario para poder dar respuesta a la población, eso fue lo que más costó, pero todos nos fuimos sumando para poder tener el equipo que realmente se necesita Cortés. Articulamos primero el sistema sanitario, luego las alianzas con la empresa privadas y la academia como tal: la UTH, Unah-vs y Universidad Católica.

El gobierno local, no podemos desconoce el trabajo que el alcalde Armando Calidonio hizo con la Unidad Estabilizadora. Otra de las estrategias fueron la jornadas de vacunación, que eso ayudó mucho, pero fue complicado al principio.

¿Aceptaría un cargo dentro del nuevo Gobierno?

Primero que todo soy hondureño y como hondureño quiero lo mejor para el país.

Siempre voy a estar dentro del sistema sanitario, trabajo en él, y creo que en este momento que el país lo necesita también debo de cumplir con un juramento que hice al momento de graduarme, que mi misión es salvar vidas, entonces, independientemente de un color político, soy hondureño, quiero a mi país, quiero a mi familia y esto nos se trata de un color político, sino que el sistema sanitario necesita de personas preparadas y con conocimiento que no se adquiere de la noche a la mañana.

¿Cuáles son las recomendaciones a las autoridades que asumirán la responsabilidad de la pandemia?

Fortalecer las estrategias que actualmente se tienen, pero al mismo tiempo implementar un modelo nacional de salud adaptado a las necesidades que tiene al población.

Un modelo que le pueda dar respuesta a la población, que responda a la demanda de población enferma que el país tiene, donde los ciudadanos puedan tener acceso a los medicamentos, que es realmente el talón de Aquiles que ha tenido la Secretaría de Salud.

Debemos avanzar a una siguiente etapa, debemos fortalecer los centros de salud, habilitar horarios extendidos, contratar más personal y de una vez por todas crear una medicina integral y preventiva.

¿Se debe iniciar las clases en el sistema educativo hondureño?

Es necesario, de no ser así, estaríamos enfrentando estragos más profundos y catastróficos que el mismo covid-19, y más aún en este momento que ya contamos con la vacuna pediátrica.