27/09/2022
12:11 PM

Más noticias

Convierten en retorno entrada al portón de emergencia en el hospital Mario Rivas

Con la habilitación del puente se hizo la señalización y los giros están unos metros adelante. Las autoridades anuncian sanciones y despeje de vías tras instalación de puestos de venta.

SAN PEDRO SULA

“No virar en U”, es la señal que se lee antes de llegar al retorno que está frente al portón de emergencia del hospital Mario Rivas.Pero, los conductores no respetan la señal y hacen el viraje sin percatarse de que es una entrada para ambulancias o carros que llevan pacientes graves.

Con la habilitación del Paso Merendón, en la intersección de los bulevares José Peraza y Mario Rivas, la zona se modernizó y se solventó el problema de tráfico que se formaba en el cruce.

El problema hoy es que los conductores no respetan la señalización y muchos ni siquiera ceden el paso en la rotonda que funciona bajo el puente.

Embudo

El temor es que por la imprudencia de algunos conductores puede hasta fallecer alguna persona, ya que las ambulancias no pueden ingresar por el embudo que se forma en la entrada a la emergencia del Rivas.

Los verdaderos retornos, no solo uno, sino tres, están unos metros más adelante. Aquí los vehículos pueden girar sin problemas ni obstaculizar el paso al centro asistencial.

Para saber

En la trocha que viene desde la escuela Internacional se forman congestionamientos porque un carril lo usan para parqueo.

A esto se suma que se están instalando en ese sitio varios puestos de venta que empiezan a tomarse las acera y las vías públicas frente a la emergencia.

Otra problemática que se está viviendo es que el hospital no tiene parqueo y los vehículos de familiares y empleados se han tomado un carril del bulevar para estacionarse.

Varias personas que transitaban por el lugar lamentaron el desorden que comienza a imperar allí por la falta de supervisión.

Solución

El conductor de una de las ambulancias que trataba de entrar a la emergencia se vio en la necesidad de salir del tumulto de carros y hacer el retorno más adelante. Ni siquiera la sirena respetaron.El alcalde Roberto Contreras dijo que la obra es funcional, pero se debe respetar la señalización.

“Se pondrán rótulos más visibles y se comenzará a aplicar el plan de arbitrios con las multas establecidas para los conductores que infrinjan la ley.He recorrido el lugar y hay rótulos de no estacionar, de no virar en U y todo está claro, pero muchas veces no nos ponemos en los zapatos de los demás”, dijo.

Existe señalización, pero los conductores la irrespetan, lo cual obliga a las autoridades a comenzar a aplicar la ley.

Contreras explicó que el mayor problema es la falta de cortesía vial “y es bueno recordar que en este caso se trata de salvar vidas porque ahí ingresan patrullas policiales que llevan heridos, carros particulares con enfermos y ambulancias”.

Unos metros adelante del portón de emergencia está el retorno, pero también necesita señal.