28/11/2022
05:30 PM

Más noticias

Cárcel propone presidente de la CCIC para quien robe energía

La sanción económica no es un castigo que atemorice a los que hurtan el bien del Estado, señala Eduardo Facussé.

San Pedro Sula, Honduras.

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Cortés (CCIC), Eduardo Facussé, lamentó que las leyes del país no establezcan sanciones fuertes y ejemplarizantes contra quienes hurtan energía eléctrica y se limiten a imponer multas.

“Robo es robo”, dijo el empresario, tras señalar que las personas que hurtan energía deben recibir un castigo que implique cárcel.

“Robo es robo, y es como cuando uno entra a una tienda: si uno roba algo te van a meter preso. Entonces lo mismo debe suceder con la energía, es un bien que se está robando y se debe aplicar todo el peso de la ley, no basta con una multa”, indicó el empresario sampedrano.

Cuestionó que a pesar de las millonarias pérdidas que eso representa para la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) no se aplique un castigo más fuerte, pues dijo que lo único que se aplican son multas.

La Enee registra pérdidas técnicas y no técnicas del 38.1%; es decir, que por cada lempira de energía la estatal pierde 38 centavos. Las pérdidas no técnicas representan el hurto del bien.

El Congreso Nacional aprobó la semana anterior la Ley Especial para Garantizar el Servicio de Energía Eléctrica como un Bien Público de Seguridad Nacional y un Derecho Humano de Naturaleza Económica y Social”, que busca reducir ese margen de pérdidas.

“No solamente deben aplicarse las multas, el problema es que si solo se aplican multas las personas con capacidad económica lo miran como un riesgo más disminuido. Se debe perseguir penalmente a las personas hasta meterlas en la cárcel para sentar un precedente”, dijo Facussé.

Indicó que “lo peor que puede pasar es que si se roba energía, le apliquen una multa, y bajo ese esquema, muchos hondureños de diversos estratos sociales deciden modificar sus medidores.