Más noticias

Baja en 60% el registro de nuevas empresas en San Pedro Sula

Para expertos, este año podría ser igual que en 2020, el cierre de empresas continuará por la pandemia. Siguen siendo menos los mipymes que se registran en la plataforma web.

San Pedro Sula.

La crisis económica derivada de la pandemia hizo efecto en el registro de nuevas empresas y la legalización de las que estaban en la informalidad en San Pedro Sula.

Datos de la oficina de Registro Mercantil operado por la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC) indican que en 2020 se registraron 3,653 empresas, de las cuales 2,017 son comerciantes individuales y 1,636 comerciantes sociales.

La mayoría pequeñas y medianas empresas, mientras que en 2019 fueron 6,079 empresas, es decir, hubo un decrecimiento del 60%.

Los nuevos emprendedores se legalizan porque la ley nos exceptúa de impuestos por cinco años.

Esperanza Escobar, líder de mipymes.
De acuerdo con expertos, la mayoría de las empresas que se registraron son nuevas y un menor número de negocios estaban en la ilegalidad y se formalizaron por ser un paso obligatorio para poder vender sus productos y servicios a las grandes empresas, como lo exige el Servicio de Administración de Rentas ( SAR).

Menotti Maradiaga, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio (Fedecamaras), dijo a LA PRENSA que durante el primer trimestre del año se registró un 20% del total de las empresas porque comenzaron 2020 con muchas expectativas de crecimiento.

Maradiaga indicó que otro factor a tomar en cuenta es que con la pandemia muchos emprendedores comenzaron a vender en línea a través de redes sociales y en ferias virtuales, es ahí donde surgieron oportunidades de proveer a grandes empresas, y la única forma de hacerlo era legalizándose.

En 2019 se registraron 6,079 empresas, en 2018 fueron 5,202, es decir, un crecimiento del 14%. Desde 2016 a 2019, el registro de empresas fue en crecimiento, en 2016 fueron 4,876 y en 2017 más de 5,143, sin embargo, el año pasado todo cambió. Para Maradiaga, este año será similar que el año pasado porque la pandemia continúa y también las restricciones y medidas para controlarla. “Vamos a seguir teniendo cierres de negocios porque no van a poder soportar otro año más sin operar normalmente”.

Añadió que también hay pequeñas empresas que el año pasado pasaron de la legalidad a la ilegalidad porque ya no podían soportar la carga tributaria y demás compromisos. Registro Mercantil también establece que de las 3,652 empresas inscritas, 2,444 lo hicieron a través de notario y 1,208 por medio de la plataforma electrónica Mi Empresa en Línea.

Pese a que Mi Empresa en Línea es un mecanismo digital creado por el Gobierno para facilitar el registro de empresas, disminuir los tiempos de espera y los costos, los mipymes siguen prefiriendo contratar los servicios de un notario, cuyo costo es de entre L3,000 y L5,000. Esperanza Escobar, presidenta de la Asociación Nacional de la Mediana y Pequeña Industria de Honduras (Anmpih), manifestó que la mayoría de los micros y pequeños empresarios no utilizan la plataforma digital para registrar sus empresas por desconfianza y desconocimiento.

Proceso
Luego del trámite en las oficinas de Registro Mercantil de la CCIC deben abocarse al SAR y la alcaldía a seguir el proceso.

“El documento emitido por Mi Empresa en Línea tiene el mismo valor que una escritura y lo mejor de todo es que no tienen que pagar abogado”.

Escobar contó que como Anmpih motivan y orientan a sus afiliados a que se registren por medio de la plataforma electrónica. “El 95% de nuestros afiliados se han registrado en línea. Desde 2018, nosotros la utilizamos”, dijo Escobar.

Sandra Cabrera, una microempresaria de alimentos, compartió que ella registró su negocio por medio de la plataforma y no tuvo problemas.

“Me di cuenta de que se podía en línea y lo hice, me ahorré ese dinero del abogado. A veces, las personas no lo hacen por desconocimiento”, expresó Cabrera.