Atic inspecciona hospital móvil de San Pedro Sula tras denuncias de supuesta negligencia

Fiscales constatan si el hospital móvil funciona con todo el equipo adecuado.

Agentes de la Atic ingresando al predio del hospital móvil de San Pedro Sula. Foto: cortesía.
Agentes de la Atic ingresando al predio del hospital móvil de San Pedro Sula. Foto: cortesía.

San Pedro Sula.

Equipo fiscal de la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (Fetccop) y de la Agencia Técnica de Investigación Crimnial (Atic) se presentaron este miércoles en el hospital móvil de San Pedro Sula, luego de que recibieron varias denuncias de supuesta negligencia en el funcionamiento del centro médico.

La última denuncia que recibió el Ministerio Público fue la supuesta no atención a un ciudadano que falleció con sospechas de covid-19 en la entrada del hospital Mario Catarino Rivas.

Cabe recordar que contiguo al Mario Rivas funciona el hospital móvil, el cual se habilitó para atender solo pacientes con coronavirus. En las últimas semanas habrían fallecido tres personas con covid-19, por supuestas negligencias en el centro modular.



Elvis Guzmán, portavoz del Ministerio Público, informó que la visita que hacen los fiscales de la Fetccop y la Atic "es para determinar si efectivamente el hospital móvil funciona en un 100%"; es decir, si cuenta con la logística y aparatos adecuados, si se da una buena atención al paciente y el tratamiento que se le brinda, explicó.

El vocero también se refirió al hospital móvil que se encuentra abandonado en los predios de la 105 Brigada de Infantería, el cual se instalará en la ciudad de Danlí, El Paraíso.

Indicó que el Ministerio Público también realizó una inspección y un informe sobre por qué siguen estos módulos en San Pedro Sula y no están instalados en El Paraíso, por lo que "no se descarta que el MP pueda citar y tomar declaraciones a quien está al frente de estos equipos, para que de una explicación", comentó Guzmán.

Anomalías

En las últimas horas se denunciaron también otras anomalías en el hospital móvil de San Pedro Sula, como ser el poco abastecimiento de agua potable.

En este centro asistencial se instalaron cinco máquinas para dializar a pacientes renales y que se encuentran afectados por el covid-19, sin embargo, no funcionan a cabalidad. Para su eficaz funcionamiento, las máquinas necesitan el constante abastecimiento de agua, pero se ha detectado que este hospital no cuenta con el insumo, poniendo en riesgo la vida de los enfermos.

"Recibimos reporte de nuestros colaboradores de que en las instalaciones, durante se realizan los tratamientos las máquinas se quedan sin agua, debiendo detener el proceso y se tiene que estar realizando constantes llamadas para que el personal active el suministro de agua para poder terminar el proceso dialítico", señala una nota de Diálisis de Honduras dirigida a las autoridades del Hospital Mario Catarino Rivas.

Aparentemente, "el problema surge a raíz de una tubería del hospital que está dañada y al activar el sistema de agua la tubería colapsa, dejando escapar gran cantidad de agua", indica la nota.

La Prensa