Multa de L200,000 para discotecas y bares que irrespeten toque de queda

Sinager inspeccionó ayer un bar de la ciudad luego de que trascendiera en redes un video de una fiesta en el lugar.

Capturas de pantalla del video de una fiesta en una discoteca que se hizo viral.
Capturas de pantalla del video de una fiesta en una discoteca que se hizo viral. /

San Pedro Sula, Honduras.

Una multa de L200,000 deberán enfrentar los propietarios de bares y discotecas que irrespeten las normas de circulación y las medidas de bioseguridad determinadas para contener la propagación del covid-19.

La advertencia llega luego de que en redes sociales se hiciera viral un video donde se observa a varios jóvenes disfrutando de una fiesta en un sitio nocturno sampedrano sin aparentes normas de protección y sin el distanciamiento social aconsejado.

Ayer por la tarde, autoridades de las diferentes instituciones que integran el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) llegaron al lugar, ubicado en la 6 calle, entre la 18 y 19 avenida, de Río de Piedras, para comenzar con el proceso de inspección y posteriormente identificar a los dueños del establecimiento y aplicar las sanciones administrativas y económicas correspondientes por la falta.

LEA: Locatarios de San Pedro Sula se organizan para hacerle frente al covid

Alexander Leiva, jefe regional de la Secretaría de Trabajo y subdirector general de Inspección, dijo que lo que procede en este caso es una multa de 200,000 lempiras y el cierre del sitio hasta que pase la crisis sanitaria como consecuencia del incumplimiento del decreto PCM.

El funcionario recordó que los negocios autorizados en el pilotaje hasta el momento son los restaurantes, por lo que los bares y discotecas que estén operando se encuentran haciéndolo de forma ilegal y a expensas de ser cerrados.

Cristian Nolasco, jefe de la Unidad de Control de Riesgos Sanitarios y Bioseguridad de la Dirección Policial de investigación (DPI), informó que las sanciones no solo son para los dueños de estos negocios, sino también para las personas que lleguen, quienes serán detenidas por 24 horas.

La Prensa