Batalla campal entre estudiantes y policías en desalojo en el JTR

Los estudiantes que estaban en examen salieron afectados por el gas lacrimógeno.

Escena. Varios alumnos resultaron afectados. Foto: Gilberto Sierra.
Escena. Varios alumnos resultaron afectados. Foto: Gilberto Sierra.

San Pedro Sula.

Un grupo de supuestos alumnos del instituto José Trinidad Reyes (JTR) se tomaron la calle frente al colegio, impidiendo por varios minutos el tráfico vehicular.

Los jóvenes con sus rostros cubiertos quemaron llantas la tarde del jueves. A los pocos minutos, agentes de la Policía Nacional y Antimotines llegaron al lugar para desalojar a los estudiantes.

En ese instante se formó una batalla campal entre los alumnos que al ver a los policías les lanzaron piedras y palos.

Los agentes lanzaron gas lacrimógeno, fue en ese instante que los alumnos para evitar el gas ingresaron al centro escolar.

El miércoles un grupo de estudiantes del Centro Técnico Hondureño Alemán realizó una protesta frente al colegio, sin embargo, esta fue pacífica.

Varias personas que transitaban por el colegio resultaron con daños por inhalar el gas. Los vecinos manifestaron que la protesta de los alumnos era pacífica, por lo que era innecesario que la Policía utilizara el lacrimógeno.

Uno de los estudiantes indicó que la protesta fue en apoyo al llamado de la Plataforma en Defensa de la Salud y Educación, hace dos semanas que el colegio fue entregado por un grupo de alumnos que lo tuvieron tomado por más de un mes, impidiendo las clases.

Los agentes antimotines rompieron los candados del colegio e ingresaron al centro para capturar a los supuestos estudiantes que estaban protestando.

Fueron cinco jóvenes los detenidos, los alumnos denunciaron que los policías los golpearon y les quitaron los teléfonos.

El director del centro escolar, José Antonio Carballo, denunció que los policías ingresaron a la fuerza y dañaron uno de los portones del colegio.

“Los alumnos de último año estaban haciendo examen, la protesta era afuera, por lo que no tenían que ingresar al colegio”, dijo.

Al momento que los agentes entraron, empezaron a lanzar gas lacrimógeno en las aulas, por lo que los estudiantes que estaban en clases tuvieron que salir corriendo, contó el director.