Más noticias

Casas de empeño prevén más clientes después del feriado

Enseres del hogar, computadoras y hasta herramientas son las más empeñadas.

En Casa la Plata, las personas llegan a empeñar joyería; esperan que afluencia aumente 30%.
En Casa la Plata, las personas llegan a empeñar joyería; esperan que afluencia aumente 30%.

San Pedro Sula, Honduras

Al finalizar las vacaciones de Semana Santa, muchas familias hondureñas quedan endeudadas y sin dinero, por lo que se ven obligados a empeñar sus artículos o joyas.

Para saber
Pocas personas empeñan joyas hechas de oro, la mayoría de los clientes llegan a dejar sus electrodomésticos y hasta sus herramientas de trabajo a cambio de
un poco de dinero.

En San Pedro Sula, las casas de empeño desde ya se alistan para atender a decenas de personas que llegarán a partir de este lunes buscando dinero por sus pertenencias.
Los encargados de estos locales manifestaron que antes de la Semana Santa la cantidad de personas aumenta; no obstante, el número de clientes es mayor después de las vacaciones.

“La cantidad de personas que traen a empeñar sus pertenencias son muchas después de Semana Santa, varios manifiestan que se quedaron sin dinero por los paseos y viajes que hicieron y no tienen dinero para el transporte o pasar la quincena”, dijo Marvin López, administrador de la casa de empeños Euro, ubicada en el barrio Concepción.

Entre los artículos que más llegan a empeñar a ese local están los televisores, equipos de sonido, computadoras, celulares, entre algunas herramientas de trabajo.
Los clientes regresan en un mes a pagar el dinero y llevarse el artículo que empeñaron, por lo que no pierden.

En el mismo barrio está Casa la Plata, que se especializa en joyería, los encargados indicaron que antes de la Semana Mayor el número de clientes también aumenta, pero al terminar las vacaciones hay muchos más.

“Después de la Semana Santa atendemos a unas 300 personas diarias, aquí solo aceptamos joyería de oro”, dijo el encargado del local Jerry Mejía.

Ambos encargados indicaron que las temporadas altas como Semana Santa, el feriado morazánico y Navidad es donde más personas acuden por falta de dinero.

Antes y después de la Semana Santa, el número de personas que llega a empeñar sus artículos y joyas aumenta un 30%, coincidieron los administradores de las casas de empeño consultados por periodistas de Diario LA PRENSA.