Destruyen pólvora valorada en más de 600,000 lempiras

Hasta la fecha se reportan siete personas quemadas por pólvora en el hospital Mario Rivas.

El producto fue mojado por los bomberos y luego enterrado en una fosa en el Complejo Olímpico Metropolitano de Sula.
El producto fue mojado por los bomberos y luego enterrado en una fosa en el Complejo Olímpico Metropolitano de Sula.

Explosivos valorados en más de 600,000 lempiras fueron destruidos ayer por la Policía Municipal en el Complejo Deportivo Metropolitano de Sula.

El producto lo colocaron en una fosa, donde primero fue mojado por elementos del Cuerpo de Bomberos para posteriormente ser enterrado por una retroexcavadora.

La mayoría de la pólvora destruida fue incautada en el punto de inspección que está en el sector de Naco, pero también se decomisó el producto en los principales mercados y pulperías de la ciudad. El decomiso obedece al cumplimiento del artículo 206 del Plan de Arbitrios de 2018, el cual ordena la prohibición de producción, comercialización y venta de productos a base de pólvora.

También establece multas de hasta 20 mil lempiras a las personas que se les encuentre en posesión de grandes cantidades de producto.

Carlos Ochoa, subinspector de la Policía Municipal, manifestó que esta es la primera parte del producto destruido, puesto que se tiene planeado destruir la segunda parte en los primeros días de enero. “El año pasado hubo mucho desorden a la hora de la destrucción del producto. A raíz de eso dividimos en dos partes la eliminación para poder llevar un control más efectivo”, dijo el subinspector.

Ochoa agregó que al ritmo que van los operativos se espera que este año se decomise más producto en comparación con la Navidad de 2017.

Por su parte, Julia Sánchez, vocera del Mario Rivas, informó que hasta la fecha se contabilizan siete menores quemados por pólvora, de los que a uno de ellos los médicos tuvieron que amputarle una mano para poder salvarle la vida. La vocera informó que en comparación al año pasado existe una reducción de casi 60% de pacientes ingresados al centro asistencial.

Creen que la población está tomando conciencia y evitando gastos innecesarios.

La Prensa