26/11/2022
06:08 AM

Más noticias

Conoce los materiales de tus ollas y sartenes y cómo cuidarlas

Mantener tus utensilios de cocina completamente limpios asegura que tus alimentos sean seguros para el consumo de tu familia

Higiene e inocuidad

San Pedro Sula, Honduras.- Ahora que tus cacerolas y sartenes piden tregua y la lavada de trastes es como un hechizo infinito, aquí te van algunas recomendaciones de uso y limpieza que te ahorrarán esfuerzos

¿Cómo desmanchar tus ollas de presión?

1. Lava con agua y jabón.

2. Llena con agua 2/3 partes de su capacidad.

3. Agrega de 75 a 100 gramos de flores de jamaica.

4. Pon a trabajar por 45 minutos a presión normal.

5. Deja enfriar a temperatura ambiente.

6. Lava nuevamente y el aluminio recuperará su buen aspecto.

Además: ¡A limpiar! mantén tu cocina impecable y en orden

¿Y las de acero inoxidable?

1. Agrega una cucharada de bicarbonato de sodio y ½ taza de agua.

2. Utiliza una esponja suave y frota con movimientos circulares.

3. Enjuaga y seca a mano con un trapo limpio y seco para evitar la aparición de manchas de agua.

¿Cómo mantener el antiadherente de tus sartenes?

1. Antes de usarlos por primera vez, lava con agua jabonosa.

2. Para su lavado, utiliza esponjas suaves, nada de fibras o polvos abrasivos.

3. Usa utensilios de nylon o madera para alargar la vida del sartén.

4. Evita sobrecalentar el sartén vacío y cocina a flama baja o media.

5. No cortes dentro del sartén.

Los básicos: Aluminio y acero inoxidable

- No almacenes alimentos dentro, úsalos únicamente para cocinar.

- Lava después de cada uso con agua y jabón.

- No uses polvos duros ni fibras metálicas.

Mira también: Limpieza profunda: deja tu horno y estufa como nuevos

LA SARTÉN POR EL MANGO

¿Qué material preferir a la hora de renovar tus sartenes? Aquí los pros y contras de cada uno.

ALUMINIO

Conoce los materiales de tus ollas y sartenes y cómo cuidarlas

Es liviano y muy fácil de manipular, así como buen conductor térmico y difusor del calor.

Lo malo: se oxida con facilidad y los alimentos tienden a pegársele.

HIERRO FUNDIDO

Conoce los materiales de tus ollas y sartenes y cómo cuidarlas

Es pesado y resistente. Se considera entre los mejores conductores de calor, ideal para todo tipo de cocciones.

Lo malo: su precio es elevado. Es sensible a golpes y rayaduras.

CERÁMICA

Conoce los materiales de tus ollas y sartenes y cómo cuidarlas

Antibacterial, robusto y duro, sencillo de limpiar e inmune a rayaduras.

Lo malo: no distribuye el calor de forma homogénea. Es un material de recubrimiento.

ACERO INOXIDABLE

Conoce los materiales de tus ollas y sartenes y cómo cuidarlas

Material resistente a choques de temperatura y calor excesivo, no se oxida, no guarda olores y es fácil de limpiar.

Lo malo: es un pésimo conductor del calor y los alimentos tienden a pegársele.

ANTIADHERENTES

Conoce los materiales de tus ollas y sartenes y cómo cuidarlas

Son fáciles de limpiar y permiten cocinar con poca grasa.

Lo malo: no pueden introducirse al horno pues no resisten más de 300 °C. Son sensibles a golpes y rayaduras.