14/08/2022
01:37 AM

Más noticias

TPS: futuro de los hondureños depende de una corte en EE UU

Mientras esperan que los casos legales se ventilen en el sistema judicial, miles de compatriotas aspiran a alcanzar un estatus que les permita obtener la residencia permanente.

San Pedro Sula, Honduras.

El tiempo corre para los más de 40,000 hondureños inscritos bajo el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) en los Estados Unidos.

La mayoría lleva al menos 20 años viviendo en el país norteamericano y, luego de sucesivas extensiones del plazo, todo parece depender del desenlace de un parte de casos judiciales (ver nota adjunta), cuya ejecución se encuentra detenida de momento, en tanto que la extensión de los permisos de trabajo y permanencia expirarán para el próximo 31 de diciembre.

Entre tanto, ¿cómo viven su situación los llamados “tepesianos”?Incertidumbre. “La situación es desesperante”, dice Jorge Hernández, un hondureño beneficiario del TPS que reside y trabaja en Dallas, estado de Texas.

Como miles de sus compatriotas, Hernández aspira a poder seguir con su vida sin la preocupación que le provoca la posibilidad de tener que dejar la vida que ha forjado a los largo de los últimos 23 años.

Inscrito en el TPS desde 1999, relata lo duro que ha tenido que trabajar para ganarse la vida.

“Empecé a limpiar baños como conserje y luego estuve trabajando en un restaurante por las noches”, relata sobre sus comienzos. Agrega que también estuvo trabajando en la industria de la construcción, un sector en el que se calcula que trabaja cerca de un tercio de los hondureños que viven en los Estados Unidos.

“Me superé”, prosigue Hernández, “ y llegué a trabajar en una de las compañías más grandes del mundo”, dice en referencia a su empleador, una famosa marca de relojes en la cual se desempeña como técnico en reparaciones.

Hondureños se inscriben para programa del TPS en un consulado en EE UU.

Parte de la desesperación de la que hablaba surge de una sensación de abandono de parte de las autoridades hondureñas.

“Yo tenía la esperanza de que la presidenta Xiomara Castro asistiera a la Cumbre de las Américas para que pudiera hablar con el presidente Joe Biden y exponer el tema. Desafortunadamente eso no se pudo llevar a cabo y yo, que soy beneficiario del TPS, hoy en día estoy expuesto a perderlo”.

Esfuerzos diplomáticos

LA PRENSA Premium consultó a la Secretaría de Relaciones Exteriores para conocer la forma en que las autoridades toman cartas en el asunto.

Gerardo Torres, vicecanciller en Política Exterior de Cancillería, explicó que los esfuerzos del Gobierno constan de dos aristas.

TPS: futuro de los hondureños depende de una corte en EE UU

Una de ellas es mantener la extensión del TPS e incluso, precisa Torres, “el canciller (Eduardo) Reina, en las diferentes visitas que ha hecho a los Estados Unidos, en especial la última, en el marco de la Cumbre de las Américas, solicitó que se pasara a un estatus de total legalidad y ya no estatus temporal”; es decir, que las autoridades norteamericanas les otorguen a los “tepesianos” hondureños un estatus de residencia permanente.

La segunda arista se relaciona con la solicitud para un nuevo TPS, en este caso para beneficiar a los hondureños desplazados por la doble crisis provocada por la pandemia y el embate de los huracanes Eta y Iota en octubre y noviembre de 2020.El funcionario destaca que las relaciones bilaterales entre Honduras y los Estados Unidos pasan por un buen momento, por lo que se muestra optimista de que las gestiones diplomáticas del Gobierno hondureño producirán el fruto esperado.

El vicecanciller destaca, además, que los beneficiarios hondureños del TPS se caracterizan por ser “ciudadanos ejemplares” que trabajan duro, pagan sus impuestos y sirven a las comunidades de las que forman parte.

Factores políticos

Para Ricardo Puerta, analista en temas migratorios, el ambiente político en los Estados Unidos, al menos a nivel general, no es muy propicio para la causa “tepesiana”.

Puerta hace notas que el actual TPS vence en diciembre de este año, y “como va a haber elecciones en los Estados Unidos en noviembre, (la cuestión migratoria) no tiene mucho peso para el voto”, lo que haría difícil que cambie la legislación vigente relacionada al TPS a nivel del Gobierno federal; pero estima que quizá sea posible a nivel local.

Puerta apunta a otro factor que favorece la causa de los “tepesianos” hondureños al mencionar que en estos momentos existe, en Estados Unidos, “un exceso de demanda de mano de obra” por causa de la situación provocada por la pandemia.

Para los miles de hondureños bajo el régimen de TPS, la moneda de su futuro sigue en el aire, a la espera de un resultado favorable.

Casos cruciales para el futuro del TPS en los Estados Unidos

Se trata de dos casos distintos, pero para efectos prácticos son como si se tratara de uno solo, pues ambos se relacionan con el mismo asunto: la terminación del TPS y la ejecución de un eventual proceso de deportación para los beneficiarios de varios países; entre ellos, Honduras.

El primero se denomina Ramos vs. Nielsen y afecta directamente a los beneficiarios del programa de origen salvadoreño, haitiano, nicaragüense y sudanés.

Corte del Distrito Norte de California.

El segundo, que involucra directamente a los hondureños junto con los beneficiarios de Nepal, se denomina Bhattarai vs.Nielsen.

Puesto que ambos casos tratan del mismo asunto, el resultado de Ramos, que se presentó primero, podría ser válido también para el caso Bhattarai; es decir, lo que se decida en uno podría aplicarse al otro.

De momento no hay una fecha definida para dirimir estas cuestiones legales y las posibles ramificaciones bien podrían resultar en un litigio de larga duración. Por lo pronto, y en tanto estos casos se resuelven, las autoridades extendieron los permisos de permanencia hasta diciembre.