12/08/2022
01:27 AM

Más noticias

Suben a 35 los muertos y a 426 los contagiados por COVID-19 en Honduras

El Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) realizó 44 pruebas de COVID-19 y siete dieron positivo.

Tegucigalpa, Honduras

La cifra de muertos por coronavirus en Honduras aumentó a 35, con cuatro nuevos casos registrados este miércoles por el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), mientras que los contagiados ascienden a 426, con otros siete confirmados.

Según informó el Sinager, se practicaron 44 nuevas pruebas para diagnosticar el virus, de las cuales siete dieron positivo, con las que ya suman 426 casos de COVID-19 a nivel nacional.

Las nuevas víctimas mortales son un hombre de 49 años de La Lima, un hombre de 79 años de Omoa, un hombre de 74 años, de San Manuel y un hombre 43 años de Villanueva, del departamento de Cortés, epicentro de la pandemia en Honduras.

También las personas recuperadas de coronavirus suman ya nueve desde el 11 de marzo, cuando se registraron los tres primeros casos.

'Del total de pacientes diagnosticados con COVID-19 se encuentran en este momento 124
hospitalizados, de los cuales 90 están en condición estable, 9 en condición grave y 17 en
unidad de cuidados intensivos. El resto se encuentran siendo monitoreados por el personal
de la Región Sanitaria', indica el comunicado de Sinager.

Ayer anunciaron cinco muertos por coronavirus en el departamento de Cortés y la cifra aumentó a 31.

A raíz de la epidemia, el Gobierno de Honduras declaró emergencia y un toque de queda desde mediados de marzo que ha sido extendido hasta el 19 de abril.

Fuentes médicas de hospitales públicos consideran que el aislamiento social debe continuar por más tiempo para evitar males mayores.

La epidemia está en la cuarta fase, en la que, según los médicos, todas las personas pueden ser consideradas sospechosas de ser portadoras de la enfermedad.

El portavoz del Sinager, Francis Contreras, destacó la importancia que tiene el aislamiento social para frenar la propagación de la COVID-19, cuyos primeros tres casos positivos en Honduras se registraron el 11 de marzo.

El toque de queda que rige desde a mediados de marzo se cumple a medias, ya que la población puede salir a abastecerse de alimentos, medicinas, combustibles y hacer gestiones bancarias entre las 07:00 y 17:00 horas locales (de las 13:00 a las 23:00 GMT).

Las salidas autorizadas por el Gobierno, son controladas conforme al último dígito del carné de identidad de cada ciudadano, de modo que el lunes pueden hacerlo los que terminan en 1 y 2, y así sucesivamente hasta el viernes, cuando le corresponde a los que terminan en 9 y 0. Excepto en Cortés, Colón y El Progreso, Yoro, donde salen a abastecerse solo con un dígito.

En los supermercados, farmacias, bancos y gasolineras se atiende al público con controles sanitarios y se exige que los clientes vayan provistos de mascarilla y guantes.

A partir de este jueves, la Policía Nacional anunció hoy que abrirán las ferreterías de todo el país, en el mismo horario, de las 07:00 a las 17:00, tiempo local.