17/08/2022
11:20 PM

Más noticias

'Cinco pacientes de COVID-19 fueron retirados y luego sepultados en Villanueva': Director del Leonardo Martínez

En horas de la mañana se informó que eran 12 los pacientes que murieron por coronavirus.

San Pedro Sula, Cortés.

Las autoridades del hospital Leonardo Martínez de San Pedro Sula confirmaron este miércoles que solo fueron cinco los cuerpos de pacientes de coronavirus que sacaron para sepultarlos en Dos Caminos, Villanueva, Cortés y no 12 como se informó a través de las autoridades policiales y militares de la zona norte de Honduras.

José Adalberto Medina, director ejecutivo del Leonardo Martínez, aseguró en entrevista exclusiva con LA PRENSA que 'ayer martes a la 1:00 pm se retiraron los cuerpos de cinco personas que estuvieron internadas por sospechas y otras como positivas de coronavirus. Todas fueron llevadas bajo resguardo policial y militar a Villanueva para sepultarlas'.

Foto: La Prensa

José Adalberto Medina, director del Leonardo Martínez
Medina añadió que de los cinco fallecidos, tres son hombres y confirmados de coronavirus, mientras que los otros dos: un hombre y una mujer, quienes quedaron como sospechosos del virus, por lo que se está a la espera de los resultados del Laboratorio Nacional de Virología, los cuales pueden tardar entre seis a ocho días.

También indicó que algunas de las personas muertas y que fueron sacadas en las últimas horas de ese centro asistencial son de Villanueva, San Pedro Sula y Olanchito, Yoro. Además, se ha establecido que en un predio de Villanueva sea el lugar donde todos sean sepultados de ahora en adelante.

Foto: La Prensa

Fosas hechas en un predio de Villanueva donde sepultaron los cuerpos de personas que murieron por coronavirus.
Más temprano, a través de un informe de la Policía se había informado que eran 12 los cuerpos sacados del hospital Leonardo Martínez, luego se trasladaron dentro de ataúdes en camiones que también llevaban en la parte trasera a personal especializado para protocolo de personas con coronavirus.

La intención al inicio era sepultarlos en un cementerio oficial de la zona de Villanueva, pero los pobladores se opusieron, lo que obligó a las autoridades a llevar los cadáveres a un sitio privado de Dos Caminos.

El doctor Omar Jananía, director del Insitituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en San Pedro Sula, dijo que ayer no fue sacado ningún cuerpo de persona con coronavirus, aunque sí hubo un fallecimiento, una mujer de 84 años con enfermedades de base y sospechosa de coronavirus, pero su cuerpo fue retirado hasta hoy miércoles por la mañana.

Julia Sánchez, vocera del hospital Mario Catarino Rivas, dijo no tener de momento información relacionada con víctimas de COVID-19 retiradas de las instalaciones.

Lourdes Estrada, jefa de la Región de Salud en San Pedro Sula, no atendió las consultas relacionadas a los 12 cadáveres sepultados en las últimas horas en Villanueva.

Walter Perdomo, alcalde de Villanueva, respondió que han tenido que buscar otro punto lejano al centro de Dos Caminos para sepultar a los muertos por COVID-19 debido a la oposición por parte de su población.

Los habitantes del sector de Dos Caminos, Villanueva, protestaron con palos y machetes en las afueras del cementerio para que las autoridades no ingresaran cuerpos de personas fallecidas por COVID-19.

Relacionada: Pobladores de Villanueva, Cortés se oponen a que sepulten a más sospechosos por coronavirus en la zona

“Ayer martes tuve que detener el entierro de una cantidad de cadáveres en ese sector, Copeco está haciendo los esfuerzos por tener un cementerio que permita el entierro seguro y controlado, aunque existe desinformación por parte de la gente, aún así, no dejan de tener razón al rechazar que hayan sepulturas cerca de ellos por el riesgo de contagiarse'.

Foto: La Prensa

Doctora Julissa Villanueva
Para Julissa Villanueva, exdirectora de Medicina Forense en Honduras, la gestión del traslado y entierro de personas fallecidas con sospechas o confirmadas de coronavirus no se está haciendo de manera transparente. 'Este asunto ya se desbordó, la gente tiene derecho a saber si sus parientes murieron o no, no deben de ser engañados, no deben de ocultarse los números de víctimas mortales ni contagiadas', dijo.

'Una cosa son los que fallecen en el hospital y recibieron asistencia, otros los que murieron en la calle o en la casa, si tuviéramos pruebas rápidas nos daríamos cuenta de si murió de coronavirus o no. La población siente temor por lo que escucha, claro que el virus se puede transmitir desde un cadáver, pero nunca sí se ha aplicado correctamente el protocolo de bioseguridad', apuntó Villanueva.

La exdirectora de Medicina Forense aduce que si las bolsas son selladas de manera correcta, los médicos preparan adecuadamente los cuerpos y la ruta de bioseguridad continúa con los morgueros, no habría contaminación.