Más noticias

El coronavirus deja 6,000 muertos y acorrala a Europa

El letal virus provoca un nuevo récord de decesos en 24 horas en Italia con 368 víctimas Madrid, París y Roma están paralizadas por la pandemia y Alemania cierra fronteras.

    ROMA.

    La pandemia del coronavirus sigue propagándose rápidamente por todo el mundo, dejando ya más 6,000 muertos y 160,000 infectados en un centenar de países, provocando el cierre parcial de fronteras y masivos confinamientos en gran parte de Europa, nuevo epicentro del letal virus.

    En medio de fuertes críticas, los franceses acudieron ayer a las urnas en elecciones municipales desafiando una orden de cierre en toda Francia de los locales públicos que incluye bares, restaurantes y cines.

    Entretanto, el virus empieza a llevarse por delante al sacrosanto principio de una Europa casi sin fronteras: las autoridades alemanas decidieron cerrar a partir de este lunes las fronteras del país con Francia, Suiza y Austria. Esto se produce mientras la propagación de COVID-19 parece imparable. España -segundo país más afectado de Europa, tras Italia- registraba ayer 288 fallecidos, 100 más que el sábado, y 7,753 infectados, más de 2,000 que la víspera.

    Cierre total en París.Francia ordenó cierre de bares, restaurantes y discotecas a partir de ayer para frenar contagios del virus
    El Gobierno español decretó el estado de alarma imponiendo serias restricciones a sus habitantes: sólo podrán salir de casa para comprar alimentos o medicinas, acudir a centros sanitarios, ir al trabajo o para asistir a mayores, niños o personas dependientes. Ayer, el ejército desplegó patrullas en las principales ciudades del país para evitar la circulación de personas. Varios ciudadanos fueron detenidos por violar el estado de excepción en Madrid y Cataluña.

    Confinados

    En Italia, las autoridades de Lombardía, la región más afectada del país por la pandemia, expresaron su preocupación ante la capacidad de su sistema de hospitales para hacer frente al flujo de enfermos. “Las cifras siguen creciendo. Pronto llegará el momento en que no tengamos más camas para reanimación”, advirtió Attilio Fontana, gobernador de Lombardía.

    Italia es el país más afectado de Europa, con un total de 1,441 muertos y 21,157 casos, según los últimos datos divulgados ayer. El Gobierno de Roma impuso un drástico confinamiento a los 60 millones de habitantes del país.

    Epicentro europeo. Europa es ahora el “epicentro” de la enfermedad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

    Las misas de Semana Santa se celebrarán sin fieles para evitar la propagación del virus, anunció el Vaticano.
    China, país de origen de la pandemia, con unos 3,200 muertos –de los 6,036 fallecidos en 139 países– registra en cambio cifras diarias bajísimas de contagio y fallecimientos. Ayer solo dio cuenta de 20 nuevos infectados, de los cuales 16 eran personas llegadas del extranjero.

    El Gobierno chino decidió que las personas provenientes del extranjero que lleguen a Pekín sean puestas en cuarentena en centros especiales a partir de hoy.

    Austria y Suiza pidieron a la población que sólo salga si se trata de una necesidad profesional, para comprar o para ayudar a alguien.

    Criticado por su lentitud para reaccionar, en un país que cuenta 1,140 casos, 21 mortales, el Gobierno británico de Boris Johnson se dispone a prohibir las reuniones masivas.