Más noticias

Congreso Nacional aprueba $420 millones para enfrentar coronavirus

Con la Ley Especial de Aceleración Económica y Protección Social se busca construir 94 centros asistenciales en el país.

Tegucigalpa, Honduras.

El Congreso Nacional aprobó este viernes la Ley Especial de Aceleración Económica y Protección Social frente a los efectos del coronavirus, el cual tiene como objetivo autorizar acciones que incluyen medidas sanitarias, como el incremento del presupuesto de Salud y dinamizar la economía para contrarrestar los efectos mundiales de la reciente pandemia.

Los congresistas aprobaron 420 millones de dólares (más de 10,000 millones de lempiras) que se van a invertir para la construcción de 94 centros de atención de salud en todo el país, desde unidades básicas hasta construir 11 hospitales, según se informó desde el Congreso.

Relacionada: Congreso Nacional suspende sesiones para la próxima semana

Según se conoció, las clínicas deberán estar listas en un plazo de seis meses y los hospitales en un 60% en 12 meses. La ley fue aprobada por 69 diputados, ya que 20 votaron en contra y no hubo abstenciones.

Ebal Díaz, ministro de la Presidencia, informó que la medida pasa por implementar la Red Integral Pública de Servicios de Salud, que implica una inversión de 420 millones de dólares, es decir 10,500 millones de lempiras, “y es presupuesto que ya tenemos, no es que se busca o queremos que lo aprueben, sino que es presupuesto que ya se cuenta con él”.

Afirmó Díaz que eso representa 94 centros de atención de salud en todo el país, desde unidades básicas, entre ellos 11 hospitales, incluidos el Hospital Oncológico y el Hospital del Trauma, además de hospitales especializados.

La ley fue presentada por el Poder Ejecutivo, la cual no implica el aumento del presupuesto del año 2020 que aprobó el Congreso Nacional, sino un reajuste del mismo. Esta ley tampoco implica la creación de nuevos impuestos o el aumento de los ya existentes.

Los diputados mencionaron que esta inversión tiene dos efectos: resolver a gran medida el sistema sanitario del país y dinamizar la economía, misma que se verá afectada por la creciente amenaza de recesión global; es decir, una desaceleración económica o de producción que trae como consecuencia la caída estrepitosa del Producto Interno Bruto (PIB).

Potenciar el sector salud

El ministro Ebal Díaz, explicó que con este decreto se potenciará el sistema sanitario, tal es el caso de la construcción de infraestructura hospitalaria, contratación de personal y una plataforma electrónica necesaria, eficiente y moderna, que mejore la comunicación sanitaria.

“Hablamos de la construcción de más de 90 centros de servicios de salud en todo el país, contratación de personal y una plataforma electrónica que integrará el sistema de salud”.

Dinamizar la economía

El ministro aseguró que es necesario tomar medidas económicas puntuales para hacerle frente a las repercusiones que tendrá el coronavirus a nivel mundial. 'Estamos afrontando un escenario de desaceleración económica, hay países cerrados', dijo.

Con la construcción de más de 90 centros de servicios de salud, Díaz explicó que “nos permitirá hacer una inyección a la economía, dinamizar el sector construcción con la ejecución de 420 millones de dólares”. Añadió que más del 90% de los contratos de los tours operadores fueron cancelados, más de 65% de reservas en hoteles ya fueron cancelados, por lo tanto, las consecuencias son tremendas.

Apoyo al sector productivo, emprendedor y la implementación del Teletrabajo.

Otro punto importante de la Ley es la habilitación a BANHPROVI para tomar las medidas necesarias que garanticen el financiamiento mediante productos y servicios financieros y otras estrategias que redunden en facilitar el acceso a los sectores productivos.

Además, el Banco Central de Honduras (BCH) para que pueda refinanciar y readecuar deudas a sectores productivos, tales como Mipyme, agropecuario, forestal y otros sectores de generación de empleo y divisas para el país.

De igual forma, se aprobó que los empleados de cualquier entidad pública o privada pueden desarrollar sus labores total o parcialmente a distancia de su local de trabajo empleando las tecnologías de la información y la comunicación.