27/06/2022
07:23 AM

Más noticias

Médico hondureño desarrolla exitosa fórmula para combatir el COVID-19

Miguel Sierra Hoffman, graduado de la Unah, es jefe de investigación de la Universidad A&M de Texas en EEUU y junto a su equipo creó 'Catracho', un método potente contra el virus.

Estados Unidos.

El doctor hondureño Miguel Sierra Hoffman desarrolló una extiosa fórmula que le ha permitido mantener a salvo a decenas de pacientes por COVID-19 en Estados Unidos, ganándole la batalla a la pandemia.

Hoffman, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah), es especialista en enfermedades infecciosas y jefe de investigación de la Universidad A&M de Texas en EEUU.

En este centro hospitalario tiene a su cargo a un promedio de 90 pacientes enfermos por coronavirus de los cuales ninguno ha fallecido, así lo dio a conocer en el programa La Tarde.

Además lea: Extienden toque de queda en Honduras dos semanas mas tras imparable contagio de COVID-19

Ante el elevado número de casos por la pandemia, el hondureño y su equipo de investigación desarrollaron una fórmula llamada 'catracho', la cual consiste en abordar la enfermedad de manera diferente: cuando el paciente está en casa, cuando necesita oxígeno y al estar en estado crítico.

- ¿En qué consiste? -

En términos generales explicó que utilizan varios medicamentos antivirales, la pronación (el descanso en varias posiciones), uso de anticoagulantes y la aplicación de antiinflamatorios. Con esta fórmula ha logrado recuperar a varios pacientes en etapas tempranas y así han evitado que lleguen a un estado crítico.

Durante un mes no entubaron a ningún pacientes de la unidad que asiste el hondureño. Además, el período de estadia en la sala se redujo a seis días, lo que en otras salas es algo impensable.

Debido a la efectividad de este procedimiento se podría utilizar también en Honduras según informó el galeno.

'El coronavirus nos tomó por sorpresa a todos en el mundo. Para poder contenerlo hemos tenido que aprender a conocerlo porque nos dimos cuenta que era un mounstruo de cuatro cabezas y seguimos aprendiendo', dijo Hoffman.

Foto: La Prensa