29/11/2022
11:04 PM

Más noticias

LA PRENSA inicia campaña de apoyo a escuelas destruidas

El diario líder de Honduras gestionará logística educativa y materiales a escuelas de Chamelecón para concretar el retorno a clases presenciales

San Pedro Sula, Honduras.

Con el objetivo de apoyar a las escuelas dañadas y sin mobiliario, luego de las tormentas Eta y Iota y el descuido de gobiernos pasados, Diario LA PRENSA lanza hoy la campaña: Volvamos a Clases.

Del 7 al 12 de febrero en la serie de investigación “Educación está en ruinas”, LA PRENSA expuso la precaria situación en la que se encuentra el sistema de educación pública nacional con 55 escuelas completamente destruidas y unas 6,000 sin sistemas de agua y saneamiento.

Este daño se acentúa más en las escuelas de la San Pedro Sula y del valle de Sula donde las tormentas Eta e Iota, acaecidas en noviembre de 2020, provocaron un colapso de la infraestructura y bienes de la Secretaría de Educación.

El equipo periodístico de La Prensa acudió a las zonas afectadas para encarrilar las ayudas.

Solo en los sectores de Chamelecón y Rivera Hernández, los más vulnerables y pobres de San Pedro Sula, unos 3,500 niños se quedaron sin escuelas con condiciones mínimas para recibir su derecho a una educación de calidad y presencial, la cual el gobierno de Xiomara Castro ordenó cumplirse en beneficio de la infancia.

Aunque el nuevo Gobierno cuenta con $73 millones de un préstamo del Banco Centroamericano de Integración Económica para reparar las escuelas destruidas, Daniel Sponda, secretario de Educación, aseveró que esos recursos serán insuficientes para esta labor titánica.

Tema Bandera.

LA PRENSA, diario líder de Honduras, mediante la campaña Volvamos a Clases, gestionará mobiliario educativo como pupitres, pizarras y papelería, así como ayuda para restablecer los servicios como tanques de almacenamiento de agua y cableado eléctrico en tres de las escuelas con más carencias y daños en el sector de Chamelecón, San Pedro Sula.

El centro educativo básico (CEB) José Simón Azcona en la colonia San José, CEB Pablo Portillo de la colonia Fe y Esperanza y escuela Suecia en la colonia Sabillón Cruz sufrieron el embate directo del desbordamiento del río Chamelecón y para sacar casi un metro de lodo que quedó en sus instalaciones, padres de familia, infantes y docentes, trabajaron varios meses, sin embargo, sus sistemas colapsaron y el poco material y logística tuvieron un daño irreparable.

Estos recibirán el apoyo de LA PRENSA para que el retorno a clases presencial sea una realidad para más de 1,000 niños que suma las matrículas de los tres centros en esa comunidad que ha sido marginada.

Acercamiento

Directores y representantes de padres en estos centros expusieron su situación, en una reunión en la Sala de Redacción de LA PRENSA.

Cherly Pineda, directora del CEB Pablo Portillo 1 en la colonia Fe y Esperanza, dijo que tienen una lista “enorme” de necesidades, pero entre las cosas básicas para el retorno presencial figura: limpieza, reparación y pintura de cinco aulas de 10 que tiene la escuela.

Los menores educandos de los centros en mención podrán ver mejoradas las condiciones cuando reciban clases.

Asimismo, un mínimo de 150 pupitres, 6 pizarras acrílicas, 10 archivos o libreros, 10 escritorios y 10 sillas para docentes, 4 estantes para bodega, reparación de grietas y pintura del muro, reparación de cielo falso de pasillos y escenario porque tienen “láminas colgando” y representa un peligro latente.

También se necesita instalar canales de aguas lluvia en los pasillos así como la reparación del tanque de agua para tener un suministro óptimo del líquido.

“Si se nos suple de esto, sin duda, volveremos a las aulas, solo recuperamos un 10% de los pupitres después de lavarlos”, dijo.

LA PRENSA inicia campaña de apoyo a escuelas destruidas

Estela Sierra, subdirectora de la escuela República de Suecia y CEB Pablo Portillo 2, dijo que urge 10 escritorios y 10 sillas para docentes, tumbar y reconstruir una parte de 90 metros del muro en mal estado, pues está colapsado y a punto de caer y representaría un peligro de muerte para los infantes. También se necesitan 10 muebles para archivos, 10 basureros tipo tambo metálicos, 10 basureros medianos para aulas, 20 ventiladores de pared, papelería escolar, materiales de bioseguridad, materiales de aseo, pintura para exteriores e interiores, bomba para impulsar el flujo de agua y bombillos led entre otras necesidades. “Con esta ayuda comenzamos clases, porque de verdad necesitamos estar presenciales”, comentó.

Fanny López, directora del CEB San José, dijo que valoran el espacio que LA PRENSA dedicará a esta labor, algo que los llena de esperanza. “Agradezco este vínculo con la sociedad y les agradezco a nombre de los niños y los docentes”.

Entre las necesidades urgentes están la reconstrucción del muro perimetral que cedió en las inundaciones.

Directores escolares reunidos con el equipo de La Prensa en la sala de redacción de este rotativo.

Asimismo, 200 pupitres porque solo poseen 40 para más de 400 alumnos, y que no están en las mejores condiciones. Urge también 8 sillas y escritorios para docentes, 4 pizarras y resolver el problema de suministro de agua, entre otras necesidades.

“Necesitamos un tanque de almacenamiento de agua y una bomba eléctrica para bombear el líquido en las tuberías. Ocupamos reparaciones eléctricas y también material de bioseguridad porque nuestra población es pobre, un lápiz, una mascarilla hace la diferencia”, comentó. La maestra lamentó que solo su distrital estuvo pendiente en la administración anterior, pero no hubo una sola visita del Gobierno central.

“Vamos a generar sinergias y expondremos la problemática de sus escuelas. Haremos todo lo que esté al alcance para llevarles lo que necesitan urgentemente. A través de las publicaciones lucharemos para llevar estos materiales a sus escuelas”, dijo Nelson García, jefe de redacción de LA PRENSA a los directores.