28/09/2022
06:48 AM

Más noticias

Alcaldía de SPS retiró subsidio que auxiliaba al Museo de Antropología ante crisis

LA PRENSA Premium conoció cómo el Museo sobrevive aun con techo dañado, cableado obsoleto, escaso apoyo financiero, despidos de personal y pocas visitas

San Pedro Sula, Honduras.

Colocar un pie dentro del Museo es como ingresar a una máquina del tiempo entre el pasado y el futuro, donde los brazos de la historia conjugan la imaginación, sabiduría, inteligencia y emoción de lo que se ha ido acumulando a lo largo de los siglos con sus colecciones.

El Museo de Antropología e Historia es considerado una joya de la ciudad de San Pedro Sula y un patrimonio del valle. A más de dos años de la pandemia y los huracanes Eta y Iota registrados en 2020, sobrevive aún ante la falta de recursos económicos. En tanto, las autoridades gubernamentales muestran desinterés para poner en marcha un plan rápido que lo permita sacar a flote y estabilice su operatividad.

La crisis en el Museo, no es nueva, de hecho se agudizó en 2020 cuando el Gobierno impuso restricciones ante la pandemia. Aunque inicialmente los empleados laboraban bajo permisos especiales, llegó un momento en que no pudieron seguir y hubo múltiples despidos.

El Museo contaba con una especie de fideicomiso como reserva, pero con la crisis y ante la ausencia de visitantes tuvieron que despedir a 11 trabajadores con sus prestaciones, eso representó una enorme fuga de dinero para sus finanzas. Algunos de ellos tenían entre 15 a 20 años de antigüedad, incluyendo cuatro vigilantes, una secretaria, una encargada de boletería, una aseadora y una bibliotecaria.

El Museo subsiste en su mayoría gracias a la renta de sus espacios para eventos.

Del total de personas que allí trabajaban, solo quedaron dos permanentes, más los miembros de vigilancia externa y un conserje, puesto que se debía seguir custodiando las instalaciones y objetos que allí permanecen por su valor histórico. En el predio funciona una cafetería, cuyos encargados se sostuvieron aún en medio de la difícil situación.

Durante los huracanes estuvo a punto de entrar el agua y desde entonces se dañó significativamente el techo, siendo esto uno de los mayores problemas que atraviesa el histórico museo.

Lucha

Contrario a lo que se pensaría, la directora del Museo, Teresa Campos (de 77 años) asegura que no mantienen deudas y que los servicios públicos están saldados al día. Se conoció que desembolsan unos 10,000 lempiras mensuales en energía eléctrica y agua, entre 600 y 800 lempiras por teléfono, más pago de vigilancia y unos 20,000 lempiras por salarios a empleados permanentes.

También destinan cerca de 3,000 lempiras por concepto de Seguro Social y un monto aparte por el Régimen de Aportaciones Privadas (RAP).

Incumplimiento

LA PRENSA Premium conoció que la Municipalidad de San Pedro Sula, a través de un compromiso establecido desde el año 1994, otorgaba un subsidio de 45,000 lempiras mensuales mediante dos desembolsos al año, dinero que dejaron de dar desde el mes de julio de 2021 por razones que se desconocen oficialmente. En mayo pasado, las autoridades del Museo introdujeron nuevamente papeles para recibir el dinero pendiente, pero hasta ahora tampoco ha sido posible.

A la fecha, cerca de medio millón de lempiras le adeuda la Municipalidad de San Pedro Sula al Museo, como parte del compromiso pactado hace años.

Directora del Museo de Antropología

“En México no me hubiese quedado tanto como aquí”

Teresa Campos de Pastor

La antropóloga mexicana acogió a Honduras como su segundo hogar.

Alcaldía de SPS retiró subsidio que auxiliaba al Museo de Antropología ante crisis

“No sé si es por la transición o porque el personal nuevo está saldando cuentas, pero seguimos sin recibir el subsidio. Con el exalcalde Armando Calidonio trabajamos permanentemente hasta el año pasado, que se nos dejó de dar, la Alcaldía lo que hacía era subsidiar a escuelas y los escolares cuando venían escribían cartas agradeciendo por la invitación y luego llevábamos los informes a la Municipalidad”, recordó la directora.

A lo largo del tiempo, el Museo ha tenido importantes apoyos que lo han salvado financieramente para no cerrar, muchos de estos han sido donaciones con poca participación de la empresa privada. Otros ingresos para mantenerse funcionado han sido el alquiler de la cafetería, de espacios como el auditorio y una sala didáctica para distintas actividades. Por otro lado, al menos 70 miembros de una fundación privada, columna vertebral del Museo, pagan una membresía anual que sirve también como ingreso.

Las autoridades del Museo no cuentan con la capacidad económica para costear la reparación y restauración del Museo.

“El Museo está limitado económicamente, estamos luchando y sobreviviendo, ya que para abrir como antes necesitamos una liquidez segura. Lo que sí deben saber es que no le debemos ni un cinco a nadie, no tenemos lujos, son espacios sencillos, aseados y dignos”, afirmó con satisfacción Teresa de Pastor.

Teresa Campos reconoció que pese a todo ha sido emocionante dirigir el Museo y que jamás pensó quedarse tanto. “El Museo es mi proyecto de vida, aunque en un futuro próximo quizá deberá dirigirlo alguien más”, dijo.

Reparación y restauración de techo

El Museo no puede modernizar el techo debido a que es parte del patrimonio cultural.

500,000

lempiras

Aproximadamente representa la reparación y restauración del techo dañado por Eta y Iota en 2020. El Museo no cuenta con el dinero suficiente.

Operaciones del Museo

La Municipalidad, al ser un bien histórico referente de la ciudad, aportaba un subsidio económico.

540,000

lempiras

Entregaba anualmente, hasta antes de 2021, la Municipalidad de San Pedro Sula para sostener el Museo de Antropología e Historia.

Por mucho tiempo, tanto colegios como centros de educación superior como Unitec y la Unah tuvieron importantes convenios con el Museo para que sus estudiantes llegasen a organizar la biblioteca y realizaran servicio social durante uno o dos meses, y eso aliviaba económicamente al Museo.

Relacionada: Buscan el rescate del Museo de Antropología e Historia

Las principales necesidades ahora son: reparar y restaurar el techo, cambiar cableado eléctrico obsoleto, pintura, que Municipalidad retorne el subsidio al ser patrimonio regional, que Turismo lo promueva por ser sitio de interés turístico nacional e internacional y que Educación fije en su currícula que estudiantes lo visiten mínimo una vez al año.

Respaldo

Julio Méndez, historiador y docente, comentó que el Museo guarda una de las colecciones de arte prehispánico más importantes. “Es necesario rescatarlo con nuestras visitas, el edificio funciona solo con público, sino de nada sirve tener el espacio, el Museo necesita del apoyo de la ciudad”, exteriorizó.

Abiertos a medio vapor

Antes de pandemia, el museo recibía un promedio de 25,000 visitantes por año. Hasta hace dos meses comenzaron a abrir por petición de turistas extranjeros.

El valor por entrada al Museo para cada estudiante y particular es de 30 lempiras y 35 si compran una guía escolar. Mientras que los extranjeros pagan 4 dólares (unos 100 lempiras).

Oficialmente no ha abierto las puertas por poco personal e ingresos de dinero. Los visitantes pueden recorrer por ahora el Museo de lunes a viernes, de 9:00 am a 3:.00 pm. Pueden realizar su cita vía redes sociales o mediante el sitio web disponible: museosps.org

Mientras que Zemira Miss, una turista española que visitó por primera vez Honduras, externó que “el Museo es un lugar con afluencia cultural y referente, es increíble cómo tiene la capacidad de aglutinar una diversidad de años y decírnoslo a través de sus salas. Los hondureños tienen un lujo de museo”.

Eddy Rivas, director departamental de Educación en Cortés, al ser consultado sobre qué plan tienen al respecto, aseguró que entre sus objetivos está establecer como regla en la malla curricular la visita al Museo.

“Ya me reuní con la directora para tener un diagnóstico de la situación y proponer. En toda mi vida como docente los estudiantes han visitado el Museo y ahora que soy director del área vamos a refundar la cultura”, señaló el funcionario público.

Aún con los esfuerzos que se pongan sobre la mesa, se prevén consecuencias duraderas en las finanzas del Museo, en su capacidad de llegar al público y en cumplir con su función cultural, social y económica.

Director de Cultura de la Municipalidad de San Pedro Sula

“El subsidio que ha dado la Municipalidad ya no ajusta”

José Luis Herrera

El funcionario expuso que buscan salidas a la crisis.

Alcaldía de SPS retiró subsidio que auxiliaba al Museo de Antropología ante crisis

José Luis Herrera, actual director de Cultura de la Municipalidad de San Pedro Sula, aseguró que han tenido acercamientos con las autoridades del Museo de Antropología e Historia para conocer su difícil situación.

Informó que ya comenzaron con la redacción de un proyecto para conseguir fondos que permitan mínimo el mantenimiento del edificio y el sostenimiento del personal. Para ello iniciaron trabajos articulados con docentes de la Unahy revisiones de expertos en antropología.

Proyectan que para este mes de julio esté listo y se pueda pasar a la siguiente fase, que es la de gestión directa mediante fundaciones privadas en Washington.

“La administración pasada debió haber pagado el subsidio y no lo hicieron, pero sabemos que aún así ese dinero no ajusta, y ya un aumento de este depende lo que defina la Corporación Municipal, pues recordemos que el presupuesto quedó definido desde el año 2021”, comentó.

“Para mí el Museo sí está abandonado y las afectaciones son terribles, necesita mucha ayuda y lo que da la Alcaldía realmente solo es para subsidiar la visita de estudiantes”, subrayó el funcionario municipal. Herrera recordó el importante papel que juega la Secretaría de Educación, al tiempo que sugirió que la institución implemente como política que los estudiantes visiten el Museo.

“La población en general también tiene su cuota de responsabilidad para que se mantengan a flote a través de su apoyo”, añadió. La información que allí se guarda se consiguió a través del tiempo y es carísima.

Antecedentes

El museo regional intenta dar una idea del desarrollo cultural logrado por los diferentes grupos que han vivido en el valle de Sula.

Fue fundado el 20 de enero de 1994 en el centro de la ciudad. El edificio como tal se construyó en el año 1942, funcionando en primera instancia como escuela primaria. La antropóloga mexicana Teresa Campos tomó las riendas de su dirección desde que opera como museo.

El museo fue concebido por el Centro de Estudios Precolombinos e Históricos de Honduras. Desde su inauguración hasta ahora el Museo ha cumplido con la protección del patrimonio nacional, educando y divulgando la cultura, fomentando la investigación y la identidad.

En el edificio principal están dos grandes áreas de exhibición permanente. El recorrido empieza en la planta alta en donde se relata la historia del valle. También está integrado por oficinas administrativas, talleres de restauración y museografía, auditorio, sala didáctica, dos patios y jardines.

Todo lo que allí se guarda pertenece al Instituto Hondureño de Antropología e Historia.