11/08/2022
11:50 PM

Más noticias

Aeródromo de L335 millones lleva 27 vuelos en siete años

La pista copaneca se estrenó con su primer vuelo internacional el pasado 15 de junio cuando aterrizó ahí el director de Aeronáutica Civil de Guatemala en un vuelo desde La Aurora.

Santa Rita, Copán
65

dólares costaba el pasaje que llevaba a los turistas desde Roatán a Gracias y a Río Amarillo al inicio de sus operaciones en 2017.

Un reciente evento que tuvo sede en el centro de convenciones Marina Copán le permitió a Río Amarillo recibir su primer vuelo desde otro país.

El pasado 15 de junio, Copán Ruinas fue sede del Foro de Política Aérea Regional, un encuentro que reunió a operadores turísticos y aéreos de Honduras, Guatemala, El Salvador, Belice y México en aras de revivir la moribunda organización Mundo Maya.

100

personas de la región participaron en el encuentro regional para revivir la Organización Mundo Maya y atraer de nuevo a miles de turistas a Copán Ruinas.

En el marco de ese evento donde también se habló de la poca utilidad que ha tenido Río Amarillo y los riesgos que representa, Francis Argueta, director de Aeronáutica Civil de Guatemala, llegó en avioneta desde el aeropuerto internacional La Aurora en Guatemala, inaugurando así la pista con un vuelo internacional.

Los bajos niveles de operación en todos los aeródromos, en particular el de Río Amarillo, resumen el fracaso de estos proyectos. Los equipos de datos de LA PRENSA Premium y EL HERALDO Plus analizaron los movimientos de los aeródromos.

Se comprobó que desde 2015 hasta el cierre de 2021 (siete años), en las cinco terminales aéreas (Río Amarillo, Tela, Celaque, El Aguacate y Choluteca) solo se habían reportado 5,237 vuelos, de los cuales apenas 27 de ellos se registraron en la pista de Río Amarillo. Si se divide el costo de la inversión total de la pista, que es L335,715, 925.86 por esos 27 vuelos, cada viaje le está costando a Honduras alrededor de 12.4 millones de lempiras.

Pocas operaciones

De las cinco pistas analizadas con mayor actividad, el de Gracias, Lempira, tuvo 1,675 operaciones, es decir, el 32% del total.

El aeródromo de Tela, uno de los que más riesgos presenta, está en segundo lugar en cuanto a movimientos, al haberse realizado 1,596 vuelos, que representan el 30.5% del total.

Choluteca ocupa el tercer lugar en el tránsito de aeronaves por su aeródromo, al registrar 1,273 operaciones aéreas desde que se comenzó a utilizar la terminal.

En este aeródromo la aerolínea CM Airlines abrió vuelos a un precio de 90 dólares, unos 2,100 lempiras, de Tegucigalpa a Choluteca, ida y regreso, con un tiempo de llegada de apenas 20 minutos.

El aeródromo El Aguacate, de Catacamas, Olancho, por años ha sido estratégico para las Fuerzas Armadas (FF AA) de Honduras y de Estados Unidos, debido a que está en una zona altamente relacionada con el tráfico de drogas.Además, se ubica a un paso de Nicaragua y por años sirvió para desarrollar misiones en tiempos de la guerrilla.

De 2015 al cierre de 2021 en la pista de El Aguacate se habían registrado 666 operaciones aéreas, pero regularmente se registran más actividades militares.

De 1,570 vuelos registrados en 2015 se cayó a 494 en 2019, un descenso del 69% entre esos años. El efecto de caída se terminó de acentuar en 2020, con apenas 286 vuelos.

En 2021 no se recuperó, porque solo fueron 408 en todos los aeródromos, y en lo que va de 2022 los habitantes de la zona afirman que las pistas pasan abandonadas.

Los requerimientos

Para el director de Aeronáutica Civil de Guatemala, Río Amarillo está subutilizado. La prueba es el vuelo que realizó desde Guatemala.

“Es un privilegio y una muestra de que podemos acortar distancias a través del transporte aéreo, uniéndonos como una sola región”, indicó.

El funcionario señaló que un vuelo de 30 minutos entre La Aurora y Río Amarillo evitó tener que ir a San Pedro Sula o Palmerola.

“De no ser así, se alarga la disponibilidad de poder visitar Copán, por ejemplo, y lo encarece, porque a eso se le suma el tema de los impuestos”, explicó.

Para él, no utilizar como se debe a Río Amarillo es “un desperdicio”, pues se desaprovecha su potencial y el de los acuerdos internacionales que existen para revitalizar el turismo.

Daniela Gutiérrez, representante de la aerolínea CM Airlines, considera oportuno que se piense en poner a operar todos los aeródromos no controlados del país, sin embargo, considera necesario analizar muchos factores indispensables.

Tome nota

Las ruinas de La Castellona, la cascada del Rubí y las cuevas del Boquerón son tres sitios turísticos que Santa Rita, Copán, quisiera potenciar con su aeródromo.

“No sabríamos cuántos pasajeros se tienen que mover por aeródromo, porque esta es una situación que se está analizando, pero se deben analizar muchos factores, por ejemplo, ver si el tráfico de personas es suficiente, si existe tráfico internacional. Qué tipo de aeronave es idónea para poder operar cada aeródromo específico. Aparte está el tema climatológico y los impuestos de salida”, expuso.

Añadió que empresas como CM Airlines disponen de aviones con capacidad para 10, 15 o 19 pasajeros. “Sería un error de mi parte hablar de números, pero es importante el apoyo de la población y de todas las figuras que estamos convergiendo para poder llegar a un acuerdo y que puedan venir más pasajeros”.

Gutiérrez consideró que potenciar la apertura de Río Amarillo es importante, pero también lo es la apertura conjunta de todos los aeródromos.

“Este es un paso grande para lograr la reactivación de los aeródromos, nosotros estamos dispuestos a hacerlo. Hoy por hoy nosotros estamos en proceso de certificación de diferentes aeronaves para poder operar en los aeródromos, básicamente es necesario el tema de unidad con las municipalidades, el gremio de los hoteles y turoperadores, que todos se puedan unir para poder generar tráfico y que para las aerolíneas también sea rentable la operación a esos aeródromos”, considera.

“Se puede crear un efecto dominó. Poco a poco vamos a ir las aerolíneas viendo esas otras opciones una vez que el tema de unidad municipal esté, junto a todo lo que tenga que ver con movilizar pasajeros, qué va a hacer, a dónde va a ir, a dónde va a comer. Es un trabajo de todos. Somos la única aerolínea que opera en Utila, Roatán y Guanaja y las ciudades más importantes del país, así como Guatemala”.

Sí funciona

El alcalde de Santa Rita, Copán, Jorge Pinto, recordó los orígenes y las intensiones que movieron la construcción del aeródromo de Río Amarillo.

Si bien considera que la pista ya reúne las condiciones para funcionar como un aeropuerto, solo se tienen que acondicionar más espacios para atender a los viajeros.

A la vez mencionó algunos inconvenientes que los afectan, entre ellos, la ubicación de la pista, debido a que hay algunas montañas que impiden una operación segura para las aeronaves grandes, sin embargo para aviones pequeños está apta.

El jefe edilicio lamentó que hasta el momento no haya ninguna aerolínea que vuele a la terminal, pero sí se hicieron las pruebas en el gobierno del expresidente Juan Orlando Hernández y sí funciona.