Las 7 buenas noticias sobre el covid-19 a un año de su llegada a Honduras

Más de 174,000 personas contagiadas por el coronavirus, pero no todo ha sido malo en 365 días.

La aplicación de vacunas contra el covid-19 ha sido una de las mejores noticias en tiempo de pandemia en todo el mundo.
La aplicación de vacunas contra el covid-19 ha sido una de las mejores noticias en tiempo de pandemia en todo el mundo. /

San Pedro Sula, Honduras.

En medio de lo obvio por una pandemia existen cosas buenas que resaltar.

A un año de la emergencia nacional que derivó a un encierro permanente y el terror por el contagio del coronavirus en Honduras, las buenas noticias sobre el mortal virus también han llegado.

Aunque han sido ya más de 174,000 personas contagiadas y alrededor de 4,200 fallecidos en el país, muchas cosas se han presentado a favor de la población.

365 días atrás, cuando el Gobierno de Honduras confirmó la llegada del virus al país el panorama era totalmente incierto y aunque probablemente aún hay cosas por aclarar de la mortal enfermedad, estamos con un mejor camino un año después.

Por ello, estas son las 7 buenas noticias del covid-19 a un año de su llegada al país.

1

mÁS DE 68,000 RECUPERADOS

Cuando en marzo del 2020 se decretó la emergencia nacional nunca imaginamos que los contagios llegarían a expandirse en todo el país de la forma veloz que sucedió. A la fecha, más de 174,000 personas han padecido la enfermedad y de estos unos 4,200 es decir un 2.4% han muerto.

No obstante, la buena noticia en las estadísticas del coronavirus en Honduras es que el 39% de los contagiados han salido victoriosos de la lucha, a pesar que hallan estado hospitalizados e incluso en Unidad de Cuidados Intensivos.

De momento, Honduras es uno de los países con menor índice de fallecidos a nivel mundial y también uno de los de mejor recuperación de enfermos en toda Centroamérica.

2

Pandemia decrece


No sabemos con exactitud el pananorama a futuro de la pandemia, ni cómo se desarrollarán algunas posibles olas o cepas que probablemente sean de mayor intensidad.

Para algunos médicos en el país, ya existen una nueva cepa del virus que ha generado masivos contagios en la zona norte del país, sobre todo en los primeros dos meses del año.

Sin embargo, la buena noticia al día de hoy es que la pandemia va decreciendo.

El factor estacional y la inmunidad temporal que adquiere la población pueden ser parte de la causa de la mejora en los datos de contagios y muertes, sobre todo a nivel mundial.

En el país se espera que las condiciones mejoren para abril de este año.

3

Nuevos tratamientos

Un año después de conocerse y tratarse el coronavirus, se sabe que no es una simple neumonía.

Hoy en día se conoce mucho más de la enfermedad y aunque no se cuenta con algo específico que sirva como antiviral ya se utilizan combinaciones de tratamientos que mejoran el pronóstico y reducen las probabilidades de muerte en los casos más graves.

Antivirales, antiinflamatorios, anticoagulantes, corticoides, inhibidores de la tormenta de citoquinas y anticuerpos monoclonales son algunos ejemplos. Existen más de 400 ensayos clínicos en curso en los que se están probando distintos tratamientos y combinaciones.

Además, el tratamiento preventivo con anticoagulantes en pacientes hospitalizados, se asocia con un 30 por ciento menos de mortalidad a 30 días, y sin efectos adversos de sangrado.

4

Vacunas efectivas

Aunque en Honduras apenas 2,000 personas han sido vacunados, ya hay una esperanza de salvar vidas a través de esa vía y ya hay evidencias mundiales de buenos resultados que seguramente impactarán en nuestra población.

Israel es el país que más población tiene ya vacunada. A principios de febrero y desde que comenzó la campaña en diciembre, más de 3.67 millones de israelíes habían recibido la primera dosis de la vacuna de ARNm de Pfizer/BioNTech.

Esto es cerca del 40% de la población del país. Más del 28% había recibido también la segunda dosis. Entre los mayores de 60, más del 80% había sido vacunado.

Los datos preliminares muestran que la vacunación está siendo efectiva. El número de infecciones está disminuyendo de forma significativa, especialmente entre las personas mayores de 60.

Según reportan medios internacionales como El Financiero de México, los resultados con las dos dosis son excelentes: de los 523 mil israelíes vacunados con dos dosis solo hay 544 casos de COVID-19, tan solo 4 casos graves y cero fallecimientos. Estos datos confirman los obtenidos en los ensayos clínicos previos.

5

confianza en las vacunas

Después de más de 160 millones de dosis de vacunas frente a la COVID-19 administradas en todo el mundo, la confianza de la población en las vacunas va en aumento.

Se ha realizado una encuesta a 13,500 personas de quince países de Europa, Asia y Australia entre noviembre del 2020 y enero de 2021.

Dicha encuentra revela que, antes de que los países comenzaran a aprobar las vacunas, solo cerca del 40% de los encuestados se pondrían la vacuna y más del 50% estaban preocupados por los posibles efectos secundarios.

Para enero, más de la mitad se pondría la vacuna y el número de personas preocupadas por los efectos secundarios había disminuido ligeramente.

Reino Unido fue el país en el que más gente se manifestó dispuesta a vacunarse.

En el caso de países como Honduras, la mayoría de personas, que pertenecen a gremio médico, aseguran que no presentan malestares tras la aplicación de la vacuna y que es viable su aplicación para la población.

6

HAY MÁS INFORMACIÓN

Como lo mencionábamos al inicio, hace 365 días el panorama era desalentador y lleno de incertidumbre cuando se informó de los primeros casos en el país.

En los países de primer mundo, hace un año se notificaban el pico de casos y ya había más de 164 artículos científicos en sobre el nuevo virus y la enfermedad.

Hoy esa cifra se ha multiplicado y ya supera los 100,000 artículos, más que los que aparecen bajo el epígrafe de “malaria”, por ejemplo. Existen registrados más de 4,800 estudios en curso sobre tratamientos y vacunas. Sabemos más sobre SARS-CoV-2 y COVID-19 que de otras enfermedades que llevamos lustros estudiando.

7

disminuyeron otras enfermedades

La buena noticia es que durante este año que llegó la pandemia al continente americano, la gripe y otros virus respiratorios han desaparecido, tanto en los meses de junio a agosto en el hemisferio sur como ahora en el hemisferio norte.

No se descarta que esto sea un problema el año que viene (las temporadas en las que la gripe causa mayor mortalidad suelen estar precedidas de temporadas más benignas), pero este año ha sido un verdadero alivio a los sistemas sanitarios.

Varias son las causas que pueden explicar este declive de la gripe. Primero conviene recordar que el coronavirus y el virus de la gripe son virus muy diferentes.

Es muy probable que el menor periodo de incubación de la gripe, la existencia de inmunidad previa, la intensa campaña de vacunación de este año, las medidas de confinamiento, disminución de viajes, uso de mascarilla, higiene y distanciamiento social hayan tenido un mayor efecto en disminuir la transmisión de este virus.

Por el contrario, en la transmisión del coronavirus además influyen mucho más el efecto de los aerosoles, el papel de los superpropagadores y los asintomáticos.

La Prensa