Invest-H retiró tardíamente de aduanas las pruebas PCR que se dañaron

100,000 kits estuvieron en depósito privado por varios días a temperatura inadecuada hasta que fueron retiradas.

Los instrumentos para las pruebas PCR requieren de una especial forma de almacenaje.
Los instrumentos para las pruebas PCR requieren de una especial forma de almacenaje. /

Tegucigalpa, Honduras.

Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) realizó tardíamente el trámite de desaduanaje de las 250,000 pruebas de reacción en cadena de la polimerasa (PCR) adquiridas por $1.9 millones a la empresa Bionner de Corea del Sur y las mantuvo embodegadas después de su llegada al país por varios días, lo que pudo influir en que las mismas se dañaran, según documentación a la que tuvo acceso LA PRENSA.

Conforme se consigna en la ficha de datos de seguridad (MSDS) provista por Bionner y publicada en el portal de transparencia de Invest-H, las pruebas debían mantenerse a una temperatura de -20 grados centígrados para su adecuada conservación.

El MSDS es un documento facilitado por el proveedor que contiene las instrucciones detalladas para el manejo del producto.

Bionner remite sus productos en hielo seco que mantiene la temperatura de sublimación hasta -78 ºC, pero posteriormente era responsabilidad del Gobierno almacenarlas en un ambiente refrigerado a menos de 20 grados centígrados, como se recomendó en el MSDS.

Retiro tardío

Información recabada por LA PRENSA establece que el primer lote de 100,000 kits de diagnóstico in vitro AccuPower® SARS-CoV-2 Real-Time RT-PCR arribó a la aduana La Mesa de San Pedro Sula el 17 de abril de este año y la totalidad del envío se consignó en dos manifiestos de 50,000 pruebas cada uno.

Al día siguiente, la Administración Aduanera de Honduras dio trámite de salida, pero el agente aduanero designado por Invest-H se presentó hasta cuatro días después a realizar el trámite para retirar el producto. En ese tiempo, las pruebas estuvieron en un depósito privado.

La segunda importación consistente en 100,000 kits llegó el 29 de abril de este año, pero el agente aduanero se presentó hasta el 11 de mayo a realizar el trámite de desaduanaje, confirmó una fuente de Aduanas. El 12 de mayo, la autoridad aduanera dio la orden de salida del producto. La tercera y última importación de 50,000 kits llegó el 13 de mayo, pero al igual que en las anteriores Invest-H se tardó en remitir la documentación.

documentos-invest-Honduras2(800x600)
El acta de recepción y la orden de compra que consigna la adquisición de las pruebas.

En su último comunicado, la comisión interventora de Invest-H señaló que las primeras 100,000 pruebas fueron entregadas a los técnicos de la Secretaría de Salud (Sesal) y a una comisión de veeduría de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ) y el Tribunal Superior de Cuentas (TSC).

Al momento de la recepción, la comisión de veeduría y los técnicos de Sesal consignaron, según Invest-H, que la temperatura ambiente a la que debían venir dichas pruebas no estaba conforme a las normas establecidas y quedaron sujetas a una evaluación para su uso. Sin embargo, LA PRENSA cotejó el acta de recepción de Invest-H del 21 de abril y esta señala que el representante de Sesal, Engels Illich Banegas, entonces director del Laboratorio Nacional de Virología, manifestó haber recibido el producto a su satisfacción “conforme a la cantidad y especificaciones técnicas establecidas”.

Con relación a las restantes 150,000 pruebas, la comisión interventora justificó que no se recibieron porque estuvieron en un cuarto frío a una temperatura de entre 2 y 8 grados centígrados y por consiguiente no se cumplió con la cadena de frío establecida.

Interventor da por perdidos los 46 millones que costaron las pruebas PCR adquiridas por Invest

TEGUCIGALPA. El integrante de la junta interventora de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), Gustavo Boquín, advirtió que es posible que se pierdan los L46 millones en caso de no alcanzar un acuerdo amistoso con la empresa encargada del transporte de 250,000 kits de pruebas PCR.
“En caso de no llegar a un término amistoso con el courier, es decir DHL, tengamos que ir a una instancia legal.
El daño superaría los 40 millones de lempiras”, dijo en rueda de prensa.
Confirmó que la junta interventora fue notificada de esta situación el martes pasado.
Señaló que el proveedor Bionner contrató a DHL para el transporte de las mismas, pero al momento del viaje estas iban a una temperatura de entre -2 a -8 grados centígrados, cuando lo ideal era -22º C.

La Prensa