28/09/2022
10:41 PM

Más noticias

Día del Maestro

    Entre los recuerdos de la infancia que más perduran y nos alcanzan hasta la vejez, siempre sobresalen los consejos que recibimos de uno o más maestros; aquellos ejemplos, anécdotas y reprimendas que se hilvanaron con el conocimiento que nos compartieron sin ningún egoísmo. Son los recuerdos de aquellos educadores apasionados con su deber, responsables y orgullosos de aportar en la formación de gente de bien, con valores y una vida productiva para su familia, su país y para el mundo. Profesionales que con inteligencia y humildad nos guiaron y cumplieron con creces su deber de enseñar. Hoy celebramos a los maestros que nos dejaron esas huellas en la infancia y adolescencia; celebramos a los que, ahora mismo, dedican su vida al reto de formar a las nuevas generaciones. A los que asumen, todos los días, la enorme y difícil tarea de moldear ciudadanos honrados, hondureños que aman a su patria y sean capaces de superar los obstáculos y adversidades para salir adelante.

    Celebramos a los maestros que no dejan de estudiar en su afán de crecer y educar mejor a la juventud. A los que no ven trabas sino oportunidades cuando se trata de alargar la jornada para enseñar; a los maestros que no buscan excusas sino soluciones para alcanzar la excelencia en el aula.

    Los que reclaman mejores escuelas al Gobierno y más atención a los padres de familia que están obligados a compartir la formación de sus hijos. Honramos a quienes muestran su vocación, a los que se esmeran en mejorar sus habilidades para comunicar y a los que disfrutan impartiendo conocimientos. A los hombres y mujeres que se emocionan cuando descubren destrezas en sus alumnos —y los animan a desarrollarlas—, y a los que tienen paciencia con los hiperactivos y logran encauzar a los más difíciles. A los que cumplen su deber a pesar que en vez de 20, tienen 30 alumnos en el aula y a todos los docentes que se aseguran que la enseñanza que proveen sea de calidad, que marque la diferencia en las vidas de sus estudiantes sea en la escuela, colegio o la universidad.

    Hoy, 17 de septiembre, y desde 1923, es la fecha dedicada a celebrar el Día del Maestro en Honduras en honor a José Trinidad Reyes, el poeta, músico, humanista y educador que fundó la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (Unah). El padre Reyes es un ejemplo digno para todos por su lucha tenaz y permanente por el derecho a la educación y en contra de la injusticia y la pobreza. Nuestro profundo reconocimiento, respeto y admiración a todos los educadores hondureños que dedican o han dedicado parte de su vida a la enseñanza de los demás. ¡Feliz Día del Maestro!