“Escríbelo en tu corazón, que cada día sea el mejor día del año”, Ralph Waldo Emerson.

Cada uno comienza a leer y escribir su propio libro de 365 páginas en este nuevo año, la diferencia no la marca el año, sino usted; lo que marca la diferencia es cada quien con sus actitudes, conductas, deseoso de sacar la mejor versión de sí mismo ante cualquier adversidad.

Inicie viviendo agradecido por todo y las oportunidades que se presentarán para potencializar su don, talento y forjarse su carácter; es el mejor tiempo para olvidar el pasado y aprender, este nuevo año nos ayuda a evaluar qué cosas se deben mejorar. Según la numerología hay un significado en cada letra del alfabeto y a cada número.

La numerología hebrea establecida en el siglo XIII, en un sistema combinatorio con las veintidós letras del Alefato o alfabeto hebreo, la cual estableció que las letras y números expresan la realidad de los principios del orden universal.

El año 2022 significa y está representado por la letra TAV, significa verdad, también es la 22 y última letra del alfabeto hebreo, es un año donde nace algo nuevo; pero marca el final de una era, ha llegado el momento donde los dolores de parto en su punto más álgido, pero el Señor está poniendo una puerta delante de su vida para entrar en lo nuevo.

Pero esto nuevo no vendrá sin dolor y contracciones, es el año de los Hijos, Fructificación y año de la luz del entendimiento; el remanente será protegido de manera sobrenatural como en la tierra de Goshen, Egipto.

Los desastres naturales, terremotos, descalabros financieros, pestes y enfermedades son parte del último tiempo; pero tenemos una promesa que al terminar este ciclo podemos evidenciar y declarar “Llega el año a su fin y está lleno de bendiciones; por dondequiera que pasas dejas gran abundancia”. Salmo 65:11 TLA.