Estudiando y aprendiendo de experiencias ajenas o propias, he recogido alguna información sobre los diferentes elementos que pueden influir en el éxito de un proyecto.

Un proyecto siendo concebido como cualquier actividad de emprendimiento autoguiado, esto abarca mas que abrir un negocio (actividades culturales, educativas, laborales, etc.).Para escoger un proyecto, debe buscar algo en lo que se tenga conocimiento, aptitudes, o experiencia relevante.

En caso de algo novedoso u obscuro, debe ir acompañado de un estudio y exploración adecuada. Por tanto, el elemento inicial es adquirir la mayor cantidad de conocimiento posible.

Aprender tiende a tener poco costo (relativo a una inversión), y es intenso en tiempo. El proceso de prepararse incluye un abanico de capacidades intelectuales, base cultural, y conocimientos técnicos que no necesariamente están vinculados a tema. Como en los modelos educativos, se ha demostrado que una formación general literaria y matemática que se refuerce es la base del conocimiento.

Un proyecto no necesariamente tiene que ser un negocio o algo que implique el abandono de las actividades usuales. La experiencia vista es que los proyectos mas exitosos acompañan un desarrollo orgánico.

Puede ser hacer una obra de arte, aprender un idioma, escribir un libro, u otros similares. En el campo laboral puede incluir atender a clientes individuales, venta de servicios en línea, y otros que pueden ser complementarios al trabajo. La experiencia propia es la mejor fuente de proyectos posibles.

Conocer un tema o rubro por medio del trabajo, es una ventaja comparativa importante. La experiencia laboral le da a la persona una profundidad de conocimiento, contactos, y contexto que difícilmente se logra desde el exterior.