Redacción.

Las fotografías de la pequeñita Rohee, una niña coreana se han viralizado tanto que ahora sus padres están decidido a emprender una demanda en contra de los internautas.

La niña también conocida como “Jinmiran Baby” es todo un fenómeno viral en las redes sociales y hasta cuenta con una página de Instagram con más de un millón de seguidores.

Instagram

La pequeña se comenzó a viralizar en 2019, lo que ocasionó que la población mundial comenzara a reconocerla y a fabricar más contenido con su imagen, convirtiéndola en tiernos memes y también pusieron su rostro en los populares stickers de WhatsApp.

Los padres de Rohee no están muy de acuerdo con esta viralidad y han colocado un mensaje en su cuenta de Instagram que dice: “No copie ni capture fotos sin permiso”.

Instagram

La tutora de la niña coreana buscará demandar a todas aquellas personas que utilicen el rostro de Jinmiran sin autorización, pues Rohee se encuentra en proceso de firmar una serie de contratos publicitarios con marcas de ropa y productos con temática infantil.

Instagram