25/04/2024
02:29 AM

Ucrania pide “severas sanciones” y acusa a Rusia de querer “resucitar a la URSS”

  • 22 febrero 2022 /

Ucrania y otros países del este acusan a Rusia de querer resucitar el imperio ruso.

Moscú, Rusia.

Las autoridades ucranianas exigieron este martes a los países occidentales una respuesta severa contra Rusia, a la espera de ver qué magnitud tendrá el envío de tropas anunciado por Moscú después de que el presidente Vladimir Putin reconociera la independencia de las regiones separatistas del este de Ucrania.

La noche del lunes al martes, el mandatario ruso ordenó al ejército que se despliegue en las ‘repúblicas’ separatistas de Donetsk y Lugansk, en la región ucraniana del Donbás. No hay por ahora un calendario ni tampoco detalles sobre la amplitud de este envío de tropas, pero Rusia ya tiene más de 150.000 soldados en la frontera con Ucrania, un dispositivo suficiente para realizar este tipo de operación.

Las decisiones rusas agravan la crisis surgida hace semanas con los países occidentales, cuando el envío de tropas a la frontera con Ucrania hizo temer una invasión inminente y activó la diplomacia mundial.

Los últimos mensajes de Putin también avivan el conflicto en esta región separatista del este de Ucrania, donde ya han muerto violentamente 14.000 personas desde 2014 y reina una frágil tregua.

Desde Estados Unidos a la Unión Europea (UE) pasando por la OTAN, la decisión rusa mereció una condena unánime.

Viéndose privado de nuevo de una parte de su territorio, después de la anexión rusa de la península ucraniana de Crimea en 2014, el gobierno del presidente Volodimir Zelenski exigió a sus socios occidentales “sanciones severas” contra Moscú.

Además, el ministro de Defensa ucraniano acusó a Moscú de querer “resucitar a la URSS” y advirtió a los ciudadanos de que el país tiene por delante momentos complicados.

“Tenemos pruebas difíciles por delante. Habrá pérdidas. Tenemos que soportar el dolor, superar el miedo y la desesperanza”, dijo Oleksiy Reznikov. “Pero vamos a vencer sin ninguna duda. Estamos en nuestra tierra”, agregó.

Sanciones rápidas

En Estados Unidos, el presidente Joe Biden publicó un decreto que prohíbe cualquier interacción financiera con las dos regiones separatistas ucranianas y la Casa Blanca anunció nuevas sanciones para este martes.

En París, el responsable de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, se reunirá con los ministros de Relaciones Exteriores del bloque y anunció sanciones contra Rusia este martes por la tarde.

“Hay que actuar rápido, esto quiere decir esta tarde”, del martes afirmó, estimando que las sanciones se aprobarán de forma “unánime”.

El Reino Unido también anunciará este martes “una primera serie” de sanciones económicas que “golpearán con fuerza a Rusia”, dijo el primer ministro, Boris Johnson.

Pero hasta el momento, Rusia hizo caso omiso de las críticas y amenazas de los países occidentales e incluso instó al mundo a reconocer también la independencia de estas dos regiones ucranianas.

El martes, el Parlamento ruso dará su visto bueno a la decisión de Putin de desplegar estas tropas, calificadas de “mantenimiento de la paz” en las regiones de Donetsk y Lugansk, y ratificará acuerdos de ayuda entre Rusia y los separatistas ucranianos que tendrán una duración de diez años.

Otra cuestión que está en el aire serán las fronteras que Rusia dará a estas ‘repúblicas’ separatistas. ¿La actual línea de frente o los límites administrativos de las dos regiones, que son más vastos y son los reclamados por los secesionistas prorrusos?

“Estoy realmente asustado, tengo mucha familia”, en el este de Ucrania, decía a la AFP Artem Ivaschenko, de 22 años, y natural de Donetsk. “Hace ocho años que vivo en Kiev y es la noticia más terrible que he recibido desde entonces”, agregó.

Negociaciones, pese a todo

“Las próximas horas y los días que vienen serán críticos. El riesgo de un conflicto mayor es real y se debe evitar a cualquier precio”, declaró la secretaria general adjunta de la ONU, Rosemary DiCarlo, al inicio de una reunión del Consejo de Seguridad el lunes.

Putin, en su discurso, exigió a Ucrania que ponga fin a sus “operaciones militares” y asuma que se está “derramando sangre” en el Donbás. Sus declaraciones fueron vistas como una amenaza clara.

Pero el gobierno ruso también se dijo el martes “dispuesto” a negociar “incluso en los momentos más difíciles”, y el ministerio de Relaciones Exteriores en Moscú declaró que Serguéi Lavrov se reunirá con su homólogo estadounidense Antony Blinken el jueves en Ginebra, como estaba previsto.

En la línea de frente en Ucrania ha habido numerosas violaciones del alto el fuego en vigor en los últimos días, pero este martes reinaba la calma.

Vea: Putin reconoce la independencia de territorios separatistas en Ucrania

El lunes, dos militares ucranianos murieron y 18 resultaron heridos, según fuentes ucranianas. Fuentes de los separatistas prorrusos afirmaron que tres civiles habían fallecido el martes en la explosión de una bomba y acusaron al gobierno ucraniano.

Las autoridades ucranianas niegan que estén atacando estas regiones separatistas y acusan a Moscú de difundir falsas informaciones para usarlas como un pretexto para una ofensiva militar.

Esta situación provocó que los mercados bursátiles asiáticos cerraran en baja y los europeos iniciaran sus negocios también en retroceso.